El video que muestra a un joven seguidor del presidente Donald Trump frente a un activista nativo americano en la explanada del Lincoln Memorial en Washington se volvió viral rápidamente y generó una ola de indignación en gran parte de la población.

Nick Sandmann, estudiante de último año de Covington Catholic High School en Kentucky, fue señalado en redes sociales por "burlarse" de un veterano de guerra que se manifestaba durante la Marcha de los Pueblos Originarios. Otro video que se han difundido posteriormente muestra que el incidente es más complejo de lo que parece e ilustra la profunda polarización política y tensión racial que priva en el país.

Y es que el viernes coincidieron tres grupos opuestos en el mismo lugar. Los nativos americanos de Michigan, un grupo de Hebreos Israelitas de Washington D.C. y los estudiantes católicos de Kentucky.

Un clip de más de una hora registrado en el lugar, muestra que los autonombrados Hebreos Israelitas lanzaron consignas en el lugar contra los estudiantes.

"¡Y ahí tienen a estos bastardos arrogantes viniendo en medio de una manifestación nativa con sus sucias gorras encima!", se escucha decir a un hombre en referencia a los jóvenes que se dieron cita como parte de una protesta anti-aborto, muchos con la gorra emblema de la campaña de Trump, "Hacer a Estados Unidos grande otra vez" (Make America Great Again).

"Un puñado de bebés incestuosos. Así es como se ve 'Hacer a Estados Unidos grande otra vez'", gritó otro hombre.

Sandmann argumentó en distintos espacios que nunca intentó agredir a Nathan Phillips, el activista nativo americano, y por el contrario intentó calmar los ánimos, pues estaban en un "punto de ebullición".

Uno de los manifestantes involucrados del lado de los Hebreos Israelitas negó en una publicación en Facebook haber instigado al enfrentamiento, según reporto HuffPost. "Los diablos están tratando de ser escurridizos", expresó.

"Soy el estudiante en el video que se paró enfrente del manifestante nativo americano", dijo Sandmann, estudiante de último año de Covington Catholic High School en Kentucky, por  medio de un comunicado difundido por su familia a través de un despacho de relaciones públicas.

"AGRADEZCO SU SERVICIO": SANDMANN

Sandmann  tachó como  "mentiras descaradas"  las expresiones manifestadas tras la difusión del video.

El adolescente indicó que, el viernes, cuando su grupo llegó al lugar, donde se realizaba la marcha de los Pueblos Originarios,  escuchó a "cuatro manifestantes afroamericanos dirigir insultos despectivos al grupo escolar".

Nick Sandmann envió un comunicado de prensa.
Nick Sandmann envió un comunicado de prensa.

"También se burlaron de un estudiante afroamericano de mi escuela", dijo Sandmann.

Sandmann se ha convertido en el rostro de la confrontación, sonriendo en silencio muy cerca  del rostro del veterano de la guerra de Vietnam y destacado activista por las causas de los pueblos indígenas.

El joven seguidor del mandatario estadounidense dijo que, con el permiso de un maestro que se los acompañaba, comenzó a dirigir a los estudiantes con cantos escolares, para contrarrestar "las cosas odiosas que se estaban gritando a nuestro grupo".

Acusan a Hebreos Israelitas de haber comenzado las agresiones. (Foto: Facebook)
Acusan a Hebreos Israelitas de haber comenzado las agresiones. (Foto: Facebook)

Después de unos minutos, los manifestantes nativos comenzaron a acercarse, dijo, "acompañados por al menos de una persona con cámara".

Refiriéndose a Phillips, Sandmann dijo: "Nunca me relacioné con ese manifestante. No le hablé. No hice gestos con las manos ni otros movimientos agresivos. Para ser sincero, me sorprendió y me confundió la razón por la que se me había acercado". Ya nos había gritado otro grupo de manifestantes, y cuando se acercó el segundo grupo, me preocupaba que la  situación se saliera de control".

"Creía que al permanecer inmóvil y tranquilo, estaba ayudando a calmar la situación", indicó . "Me di cuenta de que todos tenían cámaras y que tal vez un grupo de adultos estaba tratando de provocar a un grupo de adolescentes. Empece a orar silenciosamente para que la situación no se saliera de control", abundó en el comunicado el adolescente.

Sandmann, quien dijo haber recibido amenazas de muerte, criticó enérgicamente  los dichos de que él es racista y dijo: "Estoy mortificado de que tanta gente crea algo que no sucedió: que los estudiantes de mi escuela cantaban o actuaban en forma racista hacía los afroamericanos o nativos americanos ".

Agregó,  "He leído que el señor Phillips es un veterano de los Marines de los Estados Unidos. Le agradezco su servicio y le agradezco a cualquiera que se haya puesto el uniforme para defender a nuestra nación. Si alguien se ha ganado el derecho de hablar libremente, es un veterano de la Marina de los Estados Unidos ".

Autoridades del colegio al que asiste el chico,  en conjunto con la Diócesis Católica de la ciudad,  "rechazaron y condenaron las acciones de los estudiantes hacia Nathan Phillips específicamente, y los nativos americanos en general".

"El asunto está siendo investigado y tomaremos las medidas apropiadas, incluso, hasta la expulsión".

Se cree, por la declaración hecha  Sandmann, que el grupo de estudiantes sí estaba acompañado por adultos en el momento del incidente. Sin embargo, Phillips se cuestiona por qué no parecía haber una presencia adulta para intervenir, ya que la aparente confrontación se mantuvo sin intervención.

"¿Dónde estaban? ¿Cómo permitieron que estos estudiantes llegaran a este punto después de una hora de esto? ¿Estaban con ellos? ¿Los estaban alentando?", dijo en una entrevista, con Joy Reid de MSNBC .

Mientras tanto, el alcalde de Covington, Joe Meyer, expresó su frustración por el hecho de que el incidente  se este vinculado al poblado, señaló que la escuela secundaria Católica de Covington se encuentra en realidad cerca de de Park Hills, no en Covington.