Salvador López fue internado en junio. (Foto: Especial)
Salvador López fue internado en junio. (Foto: Especial)

Salvador López era un trabajador inmigrante mexicano que dejó su país en busca del sueño americano, sin embargo su último deseo fue volver a su tierra y lo cumplió gracias a la solidaridad de la comunidad en Memphis, Tennessee.

En junio de 2015 el hombre originario de Chiapas fue internado en el Hospital Memorial Baptist de Memphis con un diagnóstico fatal: leucemia en fase terminal.

Como millones de inmigrantes, "Chava" partió a los Estados Unidos solo, así que no tenía familiares que lo acompañaran en un momento tan difícil. Fueron un par de buenos samaritanos los que se solidarizaron con él hasta el último momento.

Danalu López, residente local, y su hijo Rey, eran clientes del restaurante donde trabajaba Salvador. Ahí lo conocieron y decidieron respaldarlo, luego de ver el estado en el que se encontraba.

"Estaba comiendo ahí cuando él salió de la cocina pidiendo ayuda… Nos dijo que necesitaba ir al médico, que no hablaba inglés, y lo llevamos", declaró Danalu a Mundo Hispánico.

Danalu López apoyó a Salvador durante su estancia en el hospital. (Foto: Especial)
Danalu López apoyó a Salvador durante su estancia en el hospital. (Foto: Especial)

La mujer hispana relató que Salvador lucía desmejorado, con los pies hinchados, débil y la piel amarillenta.

"Él nos dice a mi hijo y a mí, 'por favor no me dejen, por favor no se vayan'", contó Danalu sobre los momentos más álgidos que pasaron en el nosocomio.

Danalu y su hijo acompañaron a Salvador día y noche en el hospital, incluso tuvieron que dormir en pequeños e incómodos sillones.

"Hoy nosotros estamos con él, mañana tal vez nosotros necesitemos ayuda", expresó conmovida la mujer.

El panorama era oscuro desde un primer momento, los médicos no le dieron esperanzas al trabajador mexicano pues la leucemia estaba muy avanzada.

En medio de la triste realidad, el paciente solo tenía un deseo: volver a México.

"Quiero estar con mis hijos", pidió en el hospital el chiapaneco. "Quiero morir junto a ellos".

La activista local Nena Garza contactó a Danalu y juntas pusieron en marcha una recaudación de fondos para poder pagar el traslado de José a su querido México.

El inmigrante regresó a México. (Foto: Especial)
El inmigrante regresó a México. (Foto: Especial)

Gracias a la petición realizada por varios medios, incluidos mensajes en Facebook, la comunidad logró rebasar el objetivo de recaudación que era de USD $5.000 y alcanzó los USD $6.352.

El dinero no era el único obstáculo que enfrentaba "Chava" para cumplir su último deseo. Su estado de salud estaba tan deteriorado que le era prácticamente imposible viajar.

"Ocurrió el milagro, Salvador López va en un vuelo directo a su lugar de origen, Chiapas, México", informó Nena en agosto, cuando el mexicano mejoró físicamente.

El consulado de México en Little Rock, Arkanas, ayudó a Salvador con los trámites legales para facilitar su repatriación.

"Muchas gracias a la gente que colaboró económicamente, a los que fueron a visitarlo y darle ánimos… Estos milagros de vida son los que hacen que mi fe no cambie. Dios te guarde, mi Chava", agregó la activista comunitaria.

Gracias a la sorprendente solidaridad de la comunidad, Salvador pudo seguir enfrentando el duro proceso en compañía de sus seres queridos, hasta su último día.

"El primero de noviembre Salvador López perdió la batalla contra el cáncer, murió alrededor de las 8:00 pm, su hijo Antonio López me llamó para darme la mala noticia", contó Nena en un mensaje a través de redes sociales.