El presidente estadounidense Donald Trump y su par iraní Hassan Rohani
El presidente estadounidense Donald Trump y su par iraní Hassan Rohani

El gobierno estadounidense analiza la posibilidad de revocar las visas a los parientes directos de los funcionarios del régimen de Irán, luego de los pedidos de ciudadanos norteamericanos que tienen a familiares retenidos por las autoridades persas en dicho país.

"Estamos estudiando todas las opciones para presionar a los corruptos e hipócritas para cambiar su comportamiento", declaró Brian Hook, enviado especial de Washington para Irán.

El funcionario del Departamento de Estado resaltó que Irán suele demonizar a Estados Unidos y arenga proclamas de "Muerte a América", por lo que consideró una "otro ejemplo de la hipocresía del régimen" que oficiales envíen a sus familias a estudiar y vivir en Norteamérica, "con recursos del pueblo iraní".

Al menos cuatro estadounidenses están detenidos actualmente en suelo iraní. En un reportaje de NBC, sus familiares solicitaron al gobierno de Donald Trump que revoque los visados iraníes como forma de presión al régimen.

Según el informe, varios altos funcionarios tienen a parientes cercanos en territorio estadounidense: la hija de Ali Larijani, líder parlamentario, estudia medicina en Ohio; el hijo del líder político Masumeh Ebtekar estudia en Los Angeles; mientras que un sobrino del propio Hassan Rohani estudió en Nueva York y actualmente trabaja en dicha ciudad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: