Las aves fueron llevadas en una maleta desde Guyana (Foto: @CBPNewYorkCity)
Las aves fueron llevadas en una maleta desde Guyana (Foto: @CBPNewYorkCity)

En el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, en la ciudad de Nueva York, las autoridades detuvieron a un hombre que llevaba una bolsa con 70 pinzones vivos en su interior.

El sujeto llegó a territorio estadounidense el sábado 8 de diciembre y fue detenido por especialistas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés).

Cada una de las aves silvestres habían sido colocadas dentro de tubos para cabello, los cuales fueron sujetados con ligas y cubiertos con una especie de red.

Los animales estaban escondidos en tubos para el cabello (Foto:@ CBPNewYorkCity)
Los animales estaban escondidos en tubos para el cabello (Foto:@ CBPNewYorkCity)

El detenido había llegado de un vuelo procedente de la ciudad de Georgetown, capital de Guyana, cuando un oficial notó algo raro en su equipaje durante una inspección de rutina.

De acuerdo con el periódico The New York Times, los agentes sospecharon que las aves cantoras fueron llevadas a Estados Unidos para ser utilizadas en un juego de apuestas clandestinas muy común entre la comunidad de inmigrantes caribeños.

El sonido que producen estos animales es apreciado en algunas partes de América del Sur y el Caribe, como Guyana, Trinidad y Tobago, Surinam y Brasil, donde las personas que se dedican a manipular estas aves compiten para obtener premios y prestigio en torneos informales.

Los pinzones fueron puestos en cuarentena (Foto@CBPNewYorkCity)
Los pinzones fueron puestos en cuarentena (Foto@CBPNewYorkCity)

Básicamente, el juego consiste en poner dos aves juntas para que muestren sus habilidades cantoras.

"Las apuestas consisten en comprobar cuántas veces es capaz de chillar un pinzón en un minuto, el ganador es el que consiga emitir más chillidos", explicó Anthony Bucci, un portavoz de la CBO.

Un pinzón masculino con buena trayectoria cantora puede venderse por hasta USD 10.000, según una investigación del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, apodada Operación G-Bird.

Las investigaciones de la policía de Nueva York revelaron que el contrabando de pinzones se ha convertido en un gran negocio, pues además de las apuestas también generan ingresos altos en el comercio ilegal de aves.

Los pinzones generan grandes cantidades de dinero en apuestas clandestinas (Foto: @CBPNewYorkCity)
Los pinzones generan grandes cantidades de dinero en apuestas clandestinas (Foto: @CBPNewYorkCity)

Los funcionarios de aduanas calcularon que en lo que va del año al menos 200 pinzones fueron introducidos de manera ilegal en Estados Unidos.

Los contrabandistas suelen meterlos en rollos de papel higiénico, tubos para el cabello, calcetines y pantimedias. Normalmente les dan un poco de ron para calmar sus nervios durante el viaje.

El personal del aeropuerto Kennedy ha detenido a contrabandistas de pinzones en al menos 7 ocasiones durante el 2018. En total, han sido rescatadas 184 aves de este tipo.

Las aves fueron detectadas el sábado 8 de diciembre del 2018 (Foto: @@CBPNewYorkCity)
Las aves fueron detectadas el sábado 8 de diciembre del 2018 (Foto: @@CBPNewYorkCity)

En el último caso el detenido fue deportado a su país de origen, mientras que los animales fueron liberados de los tubos en los que habían sido guardados y fueron entregados al Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

Sin embargo, tras su llegada a Estados Unidos los pinzones fueron puestos en cuarentena. Esto para descartar que porten enfermedades como la gripe aviar.

Troy Milles, director de operaciones de campo de la CBP, dijo que el contrabando de aves podría representar una amenaza para la agricultura y la economía del país debido a las enfermedad que puedan portar.

Recordó que un brote de gripe aviar en 2015 generó pérdidas de USD 850 millones y provocó el sacrificio de al menos 50 millones de pollos comerciales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: