La industria, uno de los motores que quiere impulsar Trump (AP)
La industria, uno de los motores que quiere impulsar Trump (AP)

La tasa de desempleo se mantuvo estable en noviembre, a 3,7%, por tercer mes consecutivo. Pero la creación de empleo fue más débil de lo esperado, según los datos publicados el viernes por el Departamento de Trabajo.

La generación de trabajo cayó a 155.000 el mes pasado, después de ser 237.000 en octubre (revisión a la baja). El número es inferior a las expectativas de los analistas, quienes esperaban 185.000 nuevos empleos.

Mientras tanto, los salarios registraron un aumento del 0,2% con respecto a octubre. Y en un año, el incremento salarial se aceleró a 3,1%, un ritmo muy superior al de la inflación.

Donald Trump, presidente de EEUU
Donald Trump, presidente de EEUU

Por su parte, la tasa de participación en la fuerza laboral, la proporción de estadounidenses que se encuentran empleados o buscando empleo, se mantuvo sin cambios en noviembre en el 62,9 %.

Este ha sido el mes número 97 en el que el empleo crece de manera consecutiva en EE.UU., la racha más larga de bonanza en el mercado laboral de que se tiene constancia.

Pero el dato sobre la creación de empleo se suma a otros que no son demasiado alentadores. El mes pasado se conoció que los pedidos de bienes duraderos de alto costo cayeron 4,4% en octubre, su mayor margen en 15 meses en Estados Unidos.

Se crearon menos puestos de trabajo de los esperados en noviembre (AP)
Se crearon menos puestos de trabajo de los esperados en noviembre (AP)

Es un rubro que excluye productos militares y aviación y que es considerada indicativa de las inversiones empresariales. Esa baja ha generado preocupaciones de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China está haciendo que las compañías estadounidenses sean más cautelosas a la hora de dedicar recursos para expandir y modernizar operaciones.

La economía en general, medida sobre la base del producto interno bruto, creció a una tasa anual de 3,5% en el trimestre julio-septiembre, pero esa ganancia se produjo pese al hecho de que las inversiones de negocios cayeron considerablemente, a una tasa anual de apenas 0,8%  —su registro más débil en casi dos años—  luego de un alza de 8,7% en el segundo trimestre.

Además de los efectos adversos de la guerra comercial con China, los economistas dicen que la desaceleración de inversiones pudiera indicar que el estímulo proveído por el recorte de impuestos del presidente Donald Trump el año pasado comienza a desvanecerse.

Con información de AFP, EFE y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: