Cuatro policías de Coral Springs, al norte de Miami, están bajo investigación después que se difundiera un video en el cual se ve a uno de ellos pateando a un detenido que estaba esposado y sentado en el suelo.

Los cuatro permanecen bajo licencia administrativa hasta que se determine si cometieron abuso de fuerza.

Instantánea sacada del video que condujo a la investigación por presunto abuso de fuerza policial
Instantánea sacada del video que condujo a la investigación por presunto abuso de fuerza policial

El detenido, Gabriel Narcisse-Beckford, de 28 años, quedó bajo arresto el martes bajo cargos de robo en menor cuantía, resistencia a la autoridad y lesiones a un agente, de acuerdo con documentos citados por el diario Sun Sentinel.

Clyde Parry, Jefe de la Policía de Coral Springs
Clyde Parry, Jefe de la Policía de Coral Springs

"Hemos visto el video del incidente que involucra a algunos de nuestros agentes y lo tomamos muy en serio", dijo en un mensaje de Twitter la Policía de Coral Springs. "Considerando la gravedad de la situación, hemos emprendido una investigación criminal".

El acusado de robo y presunta víctima de abuso policial, Gabriel Narcisse-Beckford
El acusado de robo y presunta víctima de abuso policial, Gabriel Narcisse-Beckford

"No podía creer lo que estaba viendo", le dijo un testigo al Canal 7 WSVN del sur de la Florida. "Primero un policía le aplicó una descarga de [la pistola eléctrica] Taser y ya lo tenían en el suelo. El [Narcisse-Beckford] empezó a cooperar, todo estaba bien, y entonces vino otro agente y lo pateó en la cabeza, directo a la cara".

Lo arrestaron la noche del martes porque, según le dijo al Canal 7 Anthony León, dependiente de una tienda SunMart de la calle West Sample Road, Narcisse-Beckford había tomado unos caramelos y un refresco y se iba sin pagarlos.

"Lo llamé, eh, regresa aquí", cuenta León haberle dicho al hombre. "O pagas eso o lo dejas, pero no te lo puedes llevar. Pero siguió caminando y se fue".

De acuerdo con documentos judiciales consultados por el Sun Sentinel, Narcisse-Beckford mide seis pies de estatura y pesa 350 libras.

La jueza Kim Theresa Mollica le impuso una fianza de USD 2.000 y le dijo que, si sale de la cárcel, no puede acercarse al tienda SunMart donde supuestamente cometió el robo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: