(Video: Beaumont Enterprise)

Los integrantes del jurado de la Corte de Texas asistieron a la proyección de unas impactantes imágenes durante el juicio por el asesinato de Larry Atwood, un estadounidense de 58 años: en el video, la víctima, ensangrentada en el suelo, reveló a los testigos  la identidad de su asesino, instantes antes de fallecer. 

"Ella me disparó. Elizabeth Taylor" pronunció exhausto.

(Foto: Beaumont Enterprise)
(Foto: Beaumont Enterprise)

Con esta declaración, Larry Atwood sentenciaba a su novia, Elizabeth Taylor. La presunta asesina, de 71 años, le habría disparado después de mantener una discusión en el coche, mientras conducían en Beaumont, Texas, en octubre del pasado año.

Elizabeth Taylor durante una sesión del juicio en la Corte de Texas (Foto: KFDM)
Elizabeth Taylor durante una sesión del juicio en la Corte de Texas (Foto: KFDM)

Acusada de asesinato en primer grado, Taylor se presentó al juicio que comenzó esta semana, y que no pudo tener un arranque más insólito.

El jurado designado contempló las súbitas imágenes, grabadas por un testigo que acudió a socorrer a la víctima.

(Foto: Beaumont Enterprise)
(Foto: Beaumont Enterprise)

¿Quién te disparó? Preguntó el testigo a Larry Atwood, que logró responder "Ella lo hizo. Elizabeth Taylor".

Tras oírle pronunciar el nombre de la asesina, el testigo volvió a insistir para obtener más información.

¿Dónde vive ella? quiso saber. "Vive en Cooks Lake Road" respondió Atwood en un último esfuerzo.

Según detalló Beaumont Enterprise, varias personas que se acercaron a auxiliarle aseveraron que estaba cubierto de sangre y gritaba "Ayúdame, ayúdame. Ella me disparó". Además, contaron que con sus manos apretaba la herida para detener la hemorragia. 

Elizabeth Taylor en una fotografía tras su detención (Foto: Internet)
Elizabeth Taylor en una fotografía tras su detención (Foto: Internet)

De este modo, el propio fallecido señaló a Elizabeth Taylor como la autora del letal disparo que acabó con su vida minutos después. Los abogados de la acusada aseguran que el tiro fue en defensa propia, y que durante años ella fue la verdadera víctima, al haber sufrido violencia machista a manos de su pareja.

Así, la historia se complica con las declaraciones de Taylor. Durante la audiencia del pasado miércoles, testificó que minutos antes del terrible suceso, Atwood conducía el camión y trató de golpearla, le agarró del pelo y trató de asfixiarla mientras recorrían la autopista de Eastex.

Según indicaron los abogados de la acusada, Larry Atwood agredía frecuentemente a su pareja (Foto: Facebook)
Según indicaron los abogados de la acusada, Larry Atwood agredía frecuentemente a su pareja (Foto: Facebook)

Asustada por la violencia de su pareja, Elizabeth Taylor explicó que extrajo el revólver calibre .38 que portaba en su bolso para protegerse. Entonces le dijo "Pon tus manos sobre mí otra vez y te disparo. No voy a dejar que vuelvas a hacer eso y te salgas con la tuya".

Tras la amenaza, se produjo un forcejeo y el arma se disparó accidentalmente, según defendieron los abogados de la acusada. Cuando Atwood sujetó el brazo de su novia durante la pelea, el arma se disparó, hiriendo el estómago del fallecido.

El arma hirió al fallecido en el estómago, que con sus manos trato de detener la hemorragia (Foto: Beaumont Enterprise)
El arma hirió al fallecido en el estómago, que con sus manos trato de detener la hemorragia (Foto: Beaumont Enterprise)

El hijo de la presunta asesina también testificó en el juicio. Después del suceso, Taylor huyó de la escena y acudió a la casa de su hijo, David Walter. Una vez allí le relató con horror cómo había transcurrido la discusión.

Según las declaración que David Walter emitió frente al jurado, su madre le explicó "Que podría estar en problemas" y que "Podría haberle disparado a Larry".

La defensa de la acusada buscará probar la inocencia de Elizabeth Taylor durante el juicio (Foto: KFDM)
La defensa de la acusada buscará probar la inocencia de Elizabeth Taylor durante el juicio (Foto: KFDM)

Aseguró además que cuando Taylor llegó a su casa "tenía un ojo morado, la piel de la nariz levantada y las mejillas hinchadas". Contó que tomó el arma del crimen y la guardó en su camión hasta que llegó la policía.

Por la gravedad de las acusaciones a las que se enfrenta, Elizabeth Taylor podría ser condenada a cadena perpetua. Durante el juicio, su defensa buscará probar su inocencia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: