Donald Trump y la primera dama, Melania Trump, saludan antes de abordar el Air Force One rumbo a Argentina para el G20 (Reuters)
Donald Trump y la primera dama, Melania Trump, saludan antes de abordar el Air Force One rumbo a Argentina para el G20 (Reuters)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este jueves que "es un muy buen momento" para sostener una reunión con su homólogo ruso, Vladimir Putin, momentos antes de partir a la cumbre del G20, sin confirmar la realización del encuentro.

"Probablemente me reuniré con el presidente Vladimir Putin, no hemos determinado la reunión, estaba pensando en ello", declaró Trump a los periodistas antes de abordar el avión presidencial.

"Creo que es un muy buen momento. Recibiré un reporte completo en el avión sobre lo que pasó con respecto a eso, y ello determinará lo que haré", agregó, en referencia a la crisis en Ucrania, aliado estadounidense en la región.

La última vez que Donald Trump y Vladimir Putin se vieron personalmente fue en París, pero no hubo un encuentro privado (AFP)
La última vez que Donald Trump y Vladimir Putin se vieron personalmente fue en París, pero no hubo un encuentro privado (AFP)

Horas atrás, el Kremlin reiteró que las coordinaciones para sostener la reunión seguían en marcha y detalló que el encuentro se produciría el mediodía del sábado.

Lejano acuerdo con China

El presidente también fue consultado por otro de los temas que dominará la agenda paralela del G20: la guerra comercial que abrió con China, en descontento con el déficit comercial que tiene Washington con respecto a Beijing.

"Estamos muy cerca a lograr algo con China, pero no estoy seguro de querer hacerlo, porque lo que tenemos ahora es miles de millones de dólares ingresando al país en forma de impuestos", señaló el presidente, aparentemente satisfecho con las tarifas impuestas en los últimos meses a las importaciones chinas.

"Creo que China quiere hacer un acuerdo, estoy dispuesto, pero francamente, me gusta el acuerdo que tenemos ahora", argumentó, avisorando una difícil negociación que ponga fin a las prácticas proteccionistas entre las dos principales economías del mundo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: