Se burlaron de él miles de veces, lo ofendieron y le dijeron animal, sucio, indecente y cosas peores.  Tanto, que Anthony Torres decidió que nunca más iba a montar en tren.

Ahora parece que habría podido hacerlo ya no como pasajero, sino como empleado ferroviario.

Anthony Torres (Foto: AP)
Anthony Torres (Foto: AP)

El hombre visto mientras se afeitaba en pleno recorrido del tren en un video que se hizo viral le dijo al diario The Washington Post que ha recibido numerosas ofertas de trabajo y que se siente feliz.

Aunque supuestamente la Autoridad de Transporte Ferroviario de Nueva Jersey le hizo una de esas ofertas, sus representantes le dijeron al Post que no hacen comentarios sobre empleados potenciales.

"Soy un hombre nuevo", declaró Torres entrevistado por el periódico.

Dijo también que lo han conmovido las ofertas de empleo, pero que los problemas de salud le impiden trabajar, entre ellos neumonía y una lesión derivada de un accidente laboral hace años.  Al hablarle a la prensa por primera vez después que otro pasajero publicara en internet el video tomado en el tren, Torres indicó que había sufrido dos derrames cerebrales en los últimos años.

La ofensiva contra Torres en las redes sociales fue dando paso poco a poco a comentarios de personas que salieron al paso, y luego a los que buscaron la forma de solidarizarse con él, primero interesándose por su suerte y finalmente abriendo una cuenta de recaudación de ayuda en GoFundMe que le reportó más de USD 38.000.

Este fue un momento en que la cuenta de recaudación para Torres en GoFundMe andaba por más de USD 28.000, pero siguió de largo y superó los 38.000
Este fue un momento en que la cuenta de recaudación para Torres en GoFundMe andaba por más de USD 28.000, pero siguió de largo y superó los 38.000

Quizás avergonzados, los que quisieron hacer leña del árbol caído tuvieron entonces la oportunidad de ayudarlo.

"Llegué a tener miedo de dar la cara", confesó en la entrevista con The Washington Post.

Había vivido en refugios para desamparados, había dormido debajo de puentes; pasó hambre y se sintió sucio y maltratado.  Hasta aquel día en que un hermano le mandó dinero para que tomara el tren y fuera a ver a otro hermano en Nueva Jersey.

Anthony Torres y su hermano Thomas Torres (Foto: AP)
Anthony Torres y su hermano Thomas Torres (Foto: AP)

Una sobrina le enseñó el video, y fue entonces cuando dijo que nunca más montaría en tren.

Vino el cambio, y con las reacciones de generosidad dice que ya no se siente ridiculizado.

"Ahora la gente conoce la historia", le dijo al diario.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: