(Reuters)
(Reuters)

El comité de inteligencia del Senado estadounidense realizará este miércoles una audiencia para analizar cómo las redes sociales están respondiendo a las operaciones de influencia extranjera, en la que testificarán ejecutivos de alto rango de Twitter y Facebook, que se espera que sean recibidos con frialdad por parte de los legisladores.

Las empresas digitales han defendido reiteradamente sus políticas respecto a la privacidad de los usuarios, pero se mantienen como foco de las críticas de los legisladores, tanto republicanos como demócratas, por las presuntas amenazas a la democracia lanzadas usando las plataformas sociales.

"Ambos están igualmente molestos, por diferentes razones", indicó Roslyn Layton, especialista en asuntos tecnológicos. Según explicó, el partido oficialista considera que hay un sesgo en contra de las voces conservadoras, mientras que la oposición acusa una falta de acción frente a las noticias falsas que surgieron durante la campaña presidencial del 2016.

Mark Zuckerberg, quien ha tenido que testificar ante varias autoridades, no estará presente en la audiencia (Reuters)
Mark Zuckerberg, quien ha tenido que testificar ante varias autoridades, no estará presente en la audiencia (Reuters)

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, estará presente en la reunión, mientras que Facebook enviará a su directora de operaciones, Sheryl Sandberg. El Senado buscaba también la asistencia de un alto ejecutivo de Google, ya sea Larry Page (CEO de la matriz Alphabet) o Sundar Pichai (CEO de Google), pero la empresa ofreció en su lugar al representante legal, Kent Walker, propuesta que habría sido rechazada.

La red social dirigida por Mark Zuckerberg emitió un comunicado asegurando que han tomado acciones que muestran su "determinación para hacer todo lo posible para evitar las interferencias" contra la democracia, y que está mejorando las formas de remover contenido "no auténtico".

 

El Comité de Inteligencia del Senado ha estado investigando por más de un año los esfuerzos por influenciar la opinión pública estadounidense, luego de que agencias de inteligencia concluyan que entidades apoyadas por el gobierno ruso intentaron promover la candidatura presidencial de Donald Trump en redes sociales.

(Con información de AFP y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: