El imán Siraj Wahhaj (AP)
El imán Siraj Wahhaj (AP)

El padre de Siraj Wahhaj, un imán que tiene el mismo nombre que su hijo (arrestado el pasado 3 de agosto por mantener secuestrados a 11 niños en el desierto de Nuevo México) afirmó este jueves que colaboró con la Policía para que se produjera el arresto. El joven entrenaba a los niños para perpetrar tiroteos masivos en escuelas.

El imán dijo que el pedido de ayuda vino a través de Facebook: "Necesitamos comida, nos morimos de hambre".

Lucas Morton y Siraj Wahhaj (AP)
Lucas Morton y Siraj Wahhaj (AP)

Wahhaj narró que su hija le envió el mensaje a un hombre en Atlanta, que se lo transmitió a él. "¿Qué hago?", le preguntó. "Le dije: 'Averigüe dónde enviar la comida'", dijo el imán de Nueva York a los periodistas el jueves.

Tan pronto como recibieron la dirección del lugar, lo compartieron con la Policía, dijo Wahhaj, lo que provocó el asalto a un complejo de Nuevo México, donde se encontraron a 11 niños desnutridos. Nueve de ellos eran los nietos del imán.

El campamento donde tuvieron a los niños secuestrados (AP)
El campamento donde tuvieron a los niños secuestrados (AP)

"Es por eso que entró la policía, debido a la información que les dimos", ratificó el imán en sus primeros comentarios públicos desde que su hijo y dos hijas fueron arrestados en la redada de la semana pasada con otros dos adultos.

Los niños eran entrenados para realizar ataques terroristas (AP)
Los niños eran entrenados para realizar ataques terroristas (AP)

Siraj Ibn Wahhaj dirigía un entrenamiento con armas en el sórdido complejo cubierto de "basura olorosa" y sin agua potable en un desierto en la frontera estatal de Nuevo México con Colorado, según apuntan los documentos presentados este miércoles en el 8º tribunal del condado de Taos, citando al padre adoptivo de uno de los 11 niños.

"Wahhaj enseñó a los niños a usar un rifle de asalto para prepararlos para los futuros tiroteos escolares", dijo el padre, según el texto judicial.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: