Con la firma de Rob Bleser, el capitán del equipo de buceo y rescate que lo encontró el 3 de febrero del año pasado, el diario digital FL Keys News reveló un video del momento en que el cuerpo del documentalista canadiense Rob Stewart fue hallado tres días después de que desapareciera al salir a la superficie cerca de Islamorada.

Stewart, quien se presentaba a si mismo como biólogo, activista y cineasta, estaba filmando una segunda parte de su aclamado documental Sharkwater, una crítica a la matanza despiadada de tiburones con producción ejecutiva de Gus Van Sant, el director de Good Will Hunting.

Hasta que un día “ves lo que toda tu vida te enseñaron a temer, y resulta que es perfecto, y que no quiere hacerte daño, y es la cosa más bella que hayas visto”, dijo Stewart, visto aquí en una imagen del documental Sharkwater.
Hasta que un día “ves lo que toda tu vida te enseñaron a temer, y resulta que es perfecto, y que no quiere hacerte daño, y es la cosa más bella que hayas visto”, dijo Stewart, visto aquí en una imagen del documental Sharkwater.

Ese 31 de enero de 2017 Stewart había hecho tres inmersiones con Peter Sotis, dueño de la tienda de equipos submarinos Ad Helium, de Fort Lauderdale, a quien la familia del cineasta canadiense demandó por negligencia a finales de marzo del mismo año.

Bleser, que ahora publica el video, fue considerado mucho tiempo capitán del equipo de buceo y rescate del Departamento de Bomberos de Cayo Largo. Pero en abril, a raíz de la demanda presentada por la familia del fallecido documentalista, el Departamento se distanció de él.

Sin embargo, en los casi dos meses que transcurrieron entre ese momento y el hallazgo del cuerpo de Stewart, Bleser recibió elogios de todas partes del mundo y un reconocimiento oficial de la Guardia Costera de Estados Unidos.

En el video se ve un cuerpo humano con equipo de buceo que yace en el fondo marino, el acercamiento del aparato que hace la grabación y luego dos buzos que mueven el cuerpo.

Bleser ha contado que la visibilidad era terrible a 219 pies de profundidad, y que de no haber usado en la búsqueda un ROV (por Remotely Operated Vehicle, una especie de drone sumergible manipulado por control remoto), nunca habrían hallado el cadáver de Stewart.

Es la cámara de ese ROV la que presuntamente graba el video ahora publicado por Bleser en www.flkeysnews.com. Según The Miami Herald, el aparato fue prestado por la Fundación Reef Environmental Educational, una organización científica sin fines de lucro de Cayo Largo.

El día que desapareció, Stewart navegaba en el barco habilitado para inmersiones Pisces, estaba usando un equipo de buceo con el que no estaba familiarizado, el "rebreather", y bajó a profundidades a las que nunca se había sumergido.

El objetivo era llegar a los restos del naufragio del buque Queen of Nassau para grabar imágenes del sawfish, el tiburón serrucho, una especie de escualo muy elusiva.

Quiso usar ese equipo de buceo y no el convencional porque el "rebreather" no suelta globos de aire, pues reprocesa y oxigena el de la respiración del buzo.  De tan elusivo, el tiburón serrucho se espanta con los globos de aire, según el experto Adam Skolnick, que publicó un obituario de Stewart en www.outsideonline.com.

Otros buzos consultados por Skolnick dijeron que el "rebreather" no debe usarse nunca para más de dos inmersiones complicadas ("deco dives") en un mismo día, y Stewart desapareció al salir a la superficie después de la tercera.

De acuerdo con su relato, Stewart y Sotis llegaron a la superficie pasadas las 5 de la tarde, Sotis se veía con problemas, y los tripulantes del Pisces lo subieron a bordo para administrarle oxígeno no sin antes recibir una señal de ok de Stewart. Pero cuando volvieron a mirar al agua en busca de él, ya había desaparecido.

"Toda tu vida, desde que eres niño, te dicen que los tiburones son peligrosos", contó Stewart para explicar por qué había hecho Sharkwater y por qué amaba los escualos. "Te advierten que no te vayas muy lejos en el mar, hasta que finalmente… ves lo que toda tu vida te enseñaron a temer, y resulta que es perfecto, y que no quiere hacerte daño, y es la cosa más bella que hayas visto.  Y entonces tu mundo cambia por completo".

Stewart se presentaba a si mismo como biólogo, activista y cineasta.
Stewart se presentaba a si mismo como biólogo, activista y cineasta.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: