Una niña de tres años llamó a su madre por FaceTime y le salvó la vida a su padre que convulsionaba en la sala de su casa

Un hombre de 27 años que había pasado el día anterior montando kayak y viendo fuegos artificiales sufrió un derrame cerebral cuando estaba solo en la casa con sus hijas de tres y un año

Un disfraz de superheroína para nuestra superheroína, escribió Devon McCabe en su cuenta de Facebook al publicar esta foto de su hija Molly, de tres años.
Un disfraz de superheroína para nuestra superheroína, escribió Devon McCabe en su cuenta de Facebook al publicar esta foto de su hija Molly, de tres años.

Cuando Devon McCabe vio la primera llamada de FaceTime en su iPhone, no la respondió, quizás porque andaba demasiado ocupada en la sala de neurología donde trabaja como enfermera.

Pero hubo una segunda llamada.

La mujer no tenía la menor idea de que su hija Molly, de tres años, sabía usar FaceTime.

Y ahora ni ella ni el padre de la niña serían capaces de reprochárselo.

Molly y su papá Trevor, a quien salvó al llamar a su mamá por FaceTime cuando el padre sufría un derrame cerebral.
Molly y su papá Trevor, a quien salvó al llamar a su mamá por FaceTime cuando el padre sufría un derrame cerebral.

Molly estaba en casa con su papá, Trevor McCabe, de 27 años, y su hermanita de un año, cuando el hombre cayó al suelo presa de convulsiones.

Al responder la llamada, la madre vio que Molly estaba llorando. La niña le dijo: "Mira como esta Papá", y apuntó con la cámara hacia el lugar donde su padre convulsionaba.

Ahora los médicos dicen que le salvó la vida.  Estaba sufriendo un derrame cerebral.

Trevor y Devon McCabe en la foto que publican en la cuenta abierta en GoFundMe.
Trevor y Devon McCabe en la foto que publican en la cuenta abierta en GoFundMe.

La mujer le dijo a su hija que iría en seguida, colgó, llamó al número de emergencias y luego a un vecino para que fuera de inmediato a la casa.

Trevor fue llevado al Centro Médico de Winchester, y de allí al hospital Inova de Fairfax para internarlo en la sala de cuidados intensivos.

Todo ocurrió el 4 de julio, el día de los festejos por la independencia en Estados Unidos. El colapso de Trevor fue completamente inesperado, dice su esposa. Era activo y saludable. La familia había pasado la víspera montando kayak en el lago y viendo fuegos artificiales.

La familia McCabe, con Molly en las piernas de su madre, Devon.
La familia McCabe, con Molly en las piernas de su madre, Devon.

Un coágulo que había remontado la circulación sanguínea le bloqueó una arteria en el cerebro y fue la causa del derrame.

Devon le confesó a The Winchester Star que los primeros días pensó lo peor. Los médicos le dijeron que el tipo de derrame que había sufrido su esposo causa la muerte un 85% de los casos, porque afecta partes del cerebro que controlan funciones críticas como respirar.

"Temía ser optimista", dijo la enfermera de 29 años.

Según ella, Molly la había visto hablar con la familia por FaceTime dos veces a la semana, y evidentemente aprendió cómo hacerlo sin que nadie le explicara.

La familia abrió una cuenta en la página de recaudación de fondos GoFundMe para cubrir los gastos médicos de Trevor con una meta de $75,000, y ya van por más de $57,800.