White incluso llegó a fingir tener que usar una máscara de oxígeno
White incluso llegó a fingir tener que usar una máscara de oxígeno

Una mujer de Nueva Jersey engañó a una familia para hacerles creer que padecía de un cáncer cerebral terminal y así poder vivir en su hogar sin pagar un solo centavo, según compartieron las autoridades policiales en un nuevo reporte.

Kiley White, originaria de la ciudad de Galloway, se aprovechó de la bondad de Linda y Steve Evans, residentes de la localidad de Egg Harbor Township, para poder alojarse en su casa durante cinco semanas, hasta que finalmente fue descubierta y su engaño quedó al descubierto.

La familia Evans asegura estar devastada tras destapar el engaño
La familia Evans asegura estar devastada tras destapar el engaño

"Toda la noche se quejaba y gemía y yo le terminaba dando masajes en las piernas" dijo a NBC 10 Linda Evans. "Todos los días se sentían como el último pero todo era mentira, todo una mentira. Sólo quiero que se sepa quién es de verdad esta chica" dijo la buena samaritana. La familia asegura haber gastado un total de USD 1.000 en cuidados para la embaucadora.

White fue arrestada el 12 de julio, acusada de robo tras engaño y acoso. La policía compartió que la mujer conoció a la familia Evans por medio de un amigo en común, el pasado mes de junio. Cuando esta les compartió que no tenía donde quedarse debido a un supuesto distanciamiento de sus parientes cercanos, los Evans decidieron hospedarla sin condición alguna.

Tras ser investigada, se descubrió que White ya había llevado adelante esquemas fraudulentos similares antes de conocer a los Evans
Tras ser investigada, se descubrió que White ya había llevado adelante esquemas fraudulentos similares antes de conocer a los Evans

Durante las siguientes semanas, White saldría a diario de la casa, bajo la supuesta excusa de que tenía que visitar a su médico en el hospital de Filadelfia. Ahora, los Evans sospechan que en realidad se iba para poder trabajar como niñera o mesera en un restaurante local.

Como si la pantomima no fuese suficiente, White se hacía pasar por su propia enfermera y le mostraba a los Evans los mensajes de texto que ella misma se enviaba, donde se podía ver como la falsa sanitaria le aconsejaba tomar determinada pastilla o hacer reposo.

“Dale dos píldoras. Estas podrían llegar a ponerla directamente en coma, pero al menos se sentirá cómoda” decía uno de los textos que la misma White se enviaba a sí misma, al hacerse pasar por su enfermera
“Dale dos píldoras. Estas podrían llegar a ponerla directamente en coma, pero al menos se sentirá cómoda” decía uno de los textos que la misma White se enviaba a sí misma, al hacerse pasar por su enfermera

"Es simplemente increíble como alguien pudo inventar semejante historia y obtener distintas verificaciones para la misma a lo largo de la mentira" dijo Steve Evans a la cadena NBC.

Luego de que la familia comenzara a sospechar de White, contactaron a las autoridades para realizar la denuncia correspondiente. Tras investigar a la mujer, los agentes descubrieron que la mujer estaba llevando adelante una práctica similar en el área de Pittsburgh y que además ya había estafado a otros en Filadelfia y Nueva Jersey, pero nunca había sido acusada formalmente.

Antes de su arresto, White se negó a hacer declaraciones a los medios sobre su estafa
Antes de su arresto, White se negó a hacer declaraciones a los medios sobre su estafa

El mismo modus operandi se repetía en cada caso. White recibía servicios y bienes de personas que eran víctimas de algún esquema fraudulento.

"Realmente llegué a querer a esta mujer, quien en realidad nunca existió y a la cual le di todo. Necesita ayuda en serio" sentenció Linda Evans.