Fue ejecutado en Ohio el asesino de un homosexual al que sedujo para robarle

Robert Van Hook estranguló y apuñaló varias veces a David Self en 1985. Luego, le robó algunas pertenencias

Robert Van Hook seducía a homosexuales para aprovecharse de ellos
Robert Van Hook seducía a homosexuales para aprovecharse de ellos

Van Hook, de 58 años, fue declarado muerto a las 10.44 hora local tras recibir una inyección letal en el Centro Correccional del Sur de Ohio (Lucasville), según notificó el Departamento Correccional y de Rehabilitación del estado.

Van Hook era "un hombre que manipuló cínicamente a homosexuales durante años. Se hacía pasar por gay; frecuentaba bares gays y se aprovechaba de víctimas vulnerables que eran gays", de acuerdo a la descripción de los fiscales del condado de Hamilton.

El 18 de febrero de 1985, con su modus operandi habitual, acudió a un bar de ambiente del centro de Cincinnati (Ohio), entabló contacto con su potencial víctima -David Self- y pasadas unas dos horas se fueron al apartamento de Self. Ambos tenían 25 años.

Según los investigadores, en el apartamento Van Hook lo estranguló hasta dejarlo inconsciente y lo apuñaló varias veces con un cuchillo de cocina. Después le rasgó el estómago y escondió el cuchillo en su interior.

El asesino robó además algunas de las pertenencias de Self, como collares y una chaqueta de cuero.

Semanas después fue detenido en Florida.

Anoche, el estado de Ohio le sirvió a Van Hook una última cena a su antojo, que consistió en tres hamburguesas con queso y patatas fritas; para beber, un jugo de toronja y un batido de vainilla; y de postre, un pastel de queso con fresas y crema.

La de Van Hook fue la primera ejecución del año en el estado de Ohio y la decimocuarta en el país.
Desde que el Tribunal Supremo restituyó la pena de muerte en 1976, el país ha ejecutado a 1.479 presos; Ohio, 56 de ellos
Desde que el Tribunal Supremo restituyó la pena de muerte en 1976, el país ha ejecutado a 1.479 presos; Ohio, 56 de ellos

Ohio tiene programadas otras 25 ejecuciones hasta 2023 (más que ningún otro estado) que se acumularon tras la inyección letal defectuosa que administró a un preso en 2014 y que puso en jaque la pena de muerte en todo el país.

La próxima, el 13 de septiembre, será la de Cleveland Jackson, un afroamericano de 40 años condenado a muerte por asesinar en 2002 a una niña de tres años y a una joven de 17.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

"Latinos en el corredor de la muerte": la lucha de un condenado a pena máxima en Texas

Ejecuciones en Estados Unidos: confirmaron la muerte del preso en Florida, pero dos fueron suspendidas

La estremecedora razón por la que se aplazó la ejecución del condenado a muerte en Alabama