Tallmadge D’Elia murió como consecuencia de la explosión de su cigarrillo electrónico
Tallmadge D’Elia murió como consecuencia de la explosión de su cigarrillo electrónico

Un hombre de St. Petersburg, Florida, murió luego de que el cigarrillo electrónico que había comenzado a usar para dejar de fumar explotara y los fragmentos del dispositivo fueran lanzados como proyectiles que se le incrustaron en su cabeza.

La víctima fue identificada como Tallmadge D'Elía, de 38 años. La autopsia, dada a conocer en las últimas horas, confirmó que su deceso se produjo como consecuencia de las heridas producidas tras la explosión del cigarro electrónico.

La de D'Elía fue la primera de las muertes producidas por las fallas en este tipo de productos utilizados por miles de personas alrededor del mundo para evitar los efectos nocivos del tabaco y la nicotina en el organismo. Para muchos representa un primer paso para dejar de fumar.

Tallmadge D’Elia era productor independiente y camarógrafo. Fue hallado sin vida en su casa de St. Petersburg, Florida, el 5 de mayo. La autopsia, dada a conocer este martes, reveló que murió por la explosión de su cigarrillo electrónico
Tallmadge D’Elia era productor independiente y camarógrafo. Fue hallado sin vida en su casa de St. Petersburg, Florida, el 5 de mayo. La autopsia, dada a conocer este martes, reveló que murió por la explosión de su cigarrillo electrónico
La de Tallmadge D’Elia es la primera muerte registrada por la explosión de un cigarrillo electrónico
La de Tallmadge D’Elia es la primera muerte registrada por la explosión de un cigarrillo electrónico

El cuerpo de bomberos de St. Petersburg halló a la víctima sin vida en el interior de su hogar luego de que asistieran a él por el incendio que se produjo tras la explosión del artefacto. La autopsia, revelada este martes, informó que el hombre de 38 años no murió como consecuencia de la asfixia o las llamas, sino de los proyectiles que tras la explosión golpearon en su cabeza.

En los Estados Unidos, desde 2009 hasta 2016, unas 133 personas sufrieron algún tipo de accidente con estos dispositivos tras su detonación, de acuerdo con un registro hecho por la Administración de Incendios del país. De acuerdo con el informe, 38 de esas víctimas padecieron heridas graves, aunque ninguna había muerto.

Tallmadge D’Elia querída dejar de fumar y eligió comenzar con un cigarrillo electrónico. Era de fabricación filipina, explotó, le provocó heridas fatales en su cabeza e incendió su vivienda, donde fue hallado muerto por los bomberos
Tallmadge D’Elia querída dejar de fumar y eligió comenzar con un cigarrillo electrónico. Era de fabricación filipina, explotó, le provocó heridas fatales en su cabeza e incendió su vivienda, donde fue hallado muerto por los bomberos

Dos piezas del vaporizador se introdujeron en el cráneo de D'Elía, de acuerdo a la autopsia dada a conocer por la cadena de noticias CBS de aquel estado norteamericano. Causa de muerte: "herida de proyectil en la cabeza" explica el informe forense. El 80 por ciento del cuerpo de la víctima presentaba quemaduras de consideración.

El cigarrillo electrónico que causó la muerte del joven productor y camarógrafo fue hecho en Filipinas por la empresa Smok-E Mountain. La entidad que regula este tipo de productos, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) cree que el principal factor que provoca las explosiones de estos productos está en las baterías que llevan.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: