La masacre en Las Vegas que se desató durante un festival de música country sorprendió tanto a los miles de asistentes como a los propios artistas, que interrumpieron el show para buscar un lugar seguro.

Jason Aldean, de 40 años, estaba cerrando la tercera noche del evento, alrededor de las 22:45 (hora local) del domingo, cuando un extraño sonido se interponía con la canción. El artista continuó cantando, pero la pantalla gigante mostró su desconcierto por lo que podría ser una falla de sonido. Sin embargo, las corridas de la gente revelaron que se trataba de algo siniestro.

Rápidamente, la música dejó de sonar y Aldean corrió para buscar un lugar seguro, mientras las ráfagas disparadas desde el piso 32 de un hotel continuaban cayendo sobre la multitud.

Horas después, en su cuenta de Instagram, el cantante publicó un mensaje con sus primeras impresiones y las condolencias para las víctimas. "Esta noche ha sido más que terrorífica. Todavía no sé qué decir, pero quería decir que yo y todo mi equipo estamos bien. Mis pensamientos y oraciones están con todos los involucrados esta noche. Me duele el corazón que esto le pase a cualquier que solo salió para disfrutar lo que debió ser una noche divertida", escribió, y compartió etiquetas con el nombre de Corazón Roto y Paren el Odio.

Su esposa, Brittany Kerr, famosa por su paso en American Idol, también comentó sobre la tragedia, la que vivió con un avanzado embarazo. "Estamos a salvo. Nuestros ángeles definitivamente estuvieron vigilándonos esta noche. Simplemente terrorífico. Rezando por todos".

LEA MÁS: