Una tragedia lo llevó a hacer un juramento: lo cumplió en medio de una tormenta al borde de la muerte

Esta es la historia de un hombre valiente. De un hombre que perdió a su hermano en las profundidades del mar y que se juramentó no volver a pasar por un momento semejante. Ese hermano, además, era su gemelo.

Christian Trosvig, capitán de un barco pesquero, arriesgó su vida en las turbulentas y heladas aguas de Alaska cuando un miembro de su tripulación cayó al mar, se perdió y todos supieron que comenzaba una cuenta regresiva que lo llevaría a la muerte.

El dramático hecho fue captado por las cámaras de vigilancia de un buque de la Guardia Costera de los Estados Unidos y muestra el instante en que el héroe nada hacia su marinero y lo rescata.

Christian Trosvig nadó a toda velocidad hasta donde estaba su marinero para salvarlo (Guardia Costera de los Estados Unidos)
Christian Trosvig nadó a toda velocidad hasta donde estaba su marinero para salvarlo (Guardia Costera de los Estados Unidos)
(Guardia Costera de los Estados Unidos)
(Guardia Costera de los Estados Unidos)
(Guardia Costera de los Estados Unidos)
(Guardia Costera de los Estados Unidos)
(Guardia Costera de los Estados Unidos)
(Guardia Costera de los Estados Unidos)

El tenso momento sucedió el pasado lunes cuando una tormenta golpeó con dureza al Grayling, el barco que se encontraba en medio del mar capturando salmones, en las afueras de la Isla Raspberry, Kodiak. Cuando el agua comenzó a llenar la cubierta de la embarcación emitieron un alerta y otros barcos que se encontraban en la zona fueron en su ayuda.

El Calista Marie ofreció remorcarlo y comenzaron con las tareas. Pero las olas eran ya de dos metros y muy violentas. La turbulencia terminó con Trosvig y sus tres hombres en el agua. El capitán y dos marineros pudieron subir a un bote salvavidas. Pero otro había quedado muy detrás. Y nadie lo encontraba. Las olas eran demasiado grandes.

Christian Trosvig es un marinero de alma (Facebook)
Christian Trosvig es un marinero de alma (Facebook)

Los demás barcos pesqueros que se habían aproximado en ayuda del Grayling comenzaron un rastrillaje por la zona, pero sin suerte. El miedo se apoderó de todos, quienes pensaron que nunca volverían a ver al pescador que se había caído en las frías aguas de Alaska. Decidieron llamar finalmente a la Guardia Costera advirtiéndoles sobre el estado de emergencia en el que se encontraban.

Fueron 20 minutos de desesperación hasta que vieron que un helicóptero se acercaba a la zona. Pero fueron los propios pescadores quienes habían logrado localizar al hombre perdido. Estaba flotando a unos cuantos metros de su barco, el malogrado Grayling. Trosvig se lanzó al mar y comenzó a nadar hacia él.

"Nadó extremadamente rápido, teniendo en cuenta su chaleco salvavidas", relató a Alaska Public Media el piloto del helicóptero MH-60 Jayhawk, teniente Kevin Riley. El video del momento fue tomado desde la altura y muestra la desesperación de la escena. Un bote se acercó y lograron subirlo, inconsciente. Trosvig comenzó con los ejercicios básicos de resucitación. Cinco minutos después, lo consiguió.

Trosvig abordo del Grayling haciendo lo que más lo apasiona: pescar (Facebook)
Trosvig abordo del Grayling haciendo lo que más lo apasiona: pescar (Facebook)
Christian Trosvig muestra un cangrejo gigante, una de las tantas criaturas marinas que atrapa su red (Facebook)
Christian Trosvig muestra un cangrejo gigante, una de las tantas criaturas marinas que atrapa su red (Facebook)
Christian Trosvig (Facebook)
Christian Trosvig (Facebook)

El pescador fue aerotransportado de urgencia al Aeropuerto Municipal de Kodiak, donde un grupo de médicos lo atendieron por hipotermia y aspiración de combustible diesel. Riley relató cómo vivió ese momento: "Ese pescador no dudó. Es un testamento de cuán duros son esos pescadores y cuán lejos pueden ir para ayudar a sus compañeros".

"Luego de haber perdido a mi hermano gemelo en el mar, eso no volvería a ocurrirme. Para Dios la gloria de haberme dado el coraje y la fuerza para sacar a mi hombre fuera del agua y traerlo de nuevo a la vida", fue lo único que dijo Trosvig sobre el hecho.

Grayling, el barco de Trosvig que vivió mil aventuras. Ahora deberá ir a reparación (Facebook)
Grayling, el barco de Trosvig que vivió mil aventuras. Ahora deberá ir a reparación (Facebook)

LEA MÁS:

El Paseo de la Vergüenza de Magaluf: fotos y videos del descontrol de ese destino turístico

La violación de tres mujeres a un pastor evangélico y la insólita explicación ante el juez