Donald Trump, presidente de EEUU, y el presidente de China, Xi Jinping
Donald Trump, presidente de EEUU, y el presidente de China, Xi Jinping

Frustrado por el hecho de que China no ha hecho más para frenar a Corea del Norte, el Gobierno del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump podría imponer nuevas sanciones a pequeños bancos chinos y otras firmas que negocian con Pyongyang en cuestión de semanas.

Las medidas afectarían inicialmente a las entidades chinas consideradas "más fáciles de alcanzar", incluidas instituciones financieras más pequeñas, y las compañías "fachadas" vinculadas a los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte, dijo uno de los funcionarios, aunque declinó nombrar los objetivos.

Las sanciones no afectarían a los bancos chinos más grandes por ahora, dijo el funcionario.

El momento y el alcance de las sanciones de los Estados Unidos dependerán, en gran medida, de cómo responda Beijing a la presión por medidas más severas contra Corea del Norte, cuando funcionarios estadounidenses y chinos se reúnan el miércoles para un diálogo económico de alto nivel en Washington.

El dictador Kim Jong Un, una las principales amenazas de Estados Unidos
El dictador Kim Jong Un, una las principales amenazas de Estados Unidos

El presidente Trump y sus principales asesores han manifestado una impaciencia creciente con China respecto a Corea del Norte, especialmente desde que Pyongyang probó la semana pasada su primer misil balístico intercontinental, que según los expertos podría alcanzar el estado de Alaska.

Funcionarios estadounidenses también advirtieron que China podría enfrentar la presión comercial y económica de los Estados Unidos -algo que Trump ha mantenido en suspenso desde que asumió el cargo en enero-, a menos que haga más por frenar a su vecino.

(Con información de Reuters)

LEA MÁS: