Las autoridades investigan cómo el taxi se subió a la acera (Reuters)
Las autoridades investigan cómo el taxi se subió a la acera (Reuters)

Diez personas resultaron heridas este lunes luego de ser atropelladas por un taxi cerca del aeropuerto internacional de Boston. Uno de los heridos se encuentra en grave estado, según informó la policía local.

Asimismo, ante las dudas del hecho, las autoridades indicaron que investigan el suceso como un "trágico accidente", y no como un ataque terrorista.

"No hay ninguna señal de que esto fuera un acto intencionado. Esto parece ser un trágico accidente", manifestó el subinspector de la policía estatal de Massachusetts, Frank McGinn, en una conferencia de prensa.

La Policía aseguró que el hecho fue un “trágico accidente” (Reuters)
La Policía aseguró que el hecho fue un “trágico accidente” (Reuters)

El hecho se produjo cerca de las 13.40, hora local (17.40 GMT), en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Boston, cuando un taxi se subió encima de la acera y atropelló a un grupo de taxistas locales que estaban tomándose un descanso.

Los diez heridos fueron trasladados a hospitales de la zona. Una de las personas se encuentra herida de gravedad; otros tres que sufrieron daños "significativos" y los restantes seis registraron heridas leves, informó McGinn.

El conductor del taxi, un hombre de 56 años, cooperó en todo momento con la policía y está siendo interrogado por las autoridades.

"Sus compañeros le consideran como alguien muy agradable, y no tiene ningún historial de violaciones", afirmó McGinn.

El conductor del taxi colaboró con la policía en todo momento (Reuters)
El conductor del taxi colaboró con la policía en todo momento (Reuters)

Las autoridades sospechan que el conductor pudo cometer un error a la hora de maniobrar el taxi, aunque tampoco han descartado que pudiera haber un problema mecánico en el vehículo o que el taxista tuviera algún problema médico, aunque esto último lo consideran improbable.

Otro taxista que llegó a la zona poco después del atropello, Jephtet Roseme, declaró al diario local The Boston Globe que pudo ver a gente atrapada debajo del vehículo y a otros conductores tratando de ayudarlos.

Con información de EFE