(AFP)
(AFP)

El presidente estadounidense Donald Trump pidió este viernes a su bancada en el Congreso que retire su proyecto de reforma del sistema público de salud, al constatar que no contaba con los votos necesarios para la aprobación, informó una fuente legislativa.

Una hora antes del horario previsto de la votación del proyecto de ley para substituir al sistema Obamacare, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, se trasladó a la Casa Blanca para informarle a Trump que el proyecto de reforma no sería aprobado.

Después del retiro del proyecto, Ryan ofreció una conferencia de prensa en la que confirmó que "la ley de aquí en adelante continuará siendo el Obamacare". 

“Fue un retroceso pero no es el final del camino”

"Fue un retroceso pero no es el final del camino", dijo con congoja el presidente de la Cámara de Representantes, después de asegurar que estaba "orgulloso" del proyecto fallido. 

Ryan intentó justificar el revés sufrido el viernes con alguna forma de inexperiencia del Partido Republicano en su rol de oficialismo. "Pasar de ser un partido de la oposición a ser el partido gobernante genera algunos dolores", explicó al principio de la rueda de prensa.

En su conferencia habitual, el secretario de prensa Sean Spicer ya había dicho que tanto Ryan como Trump, habían hecho "todo lo posible" para lograr un resultado positivo sobre el plan sanitario. Pero ya se esperaba un desenlace negativo.

"No puedes forzar a alguien a votar de cierta manera. Donald Trump ha hecho todo lo posible, ha usado todo el tiempo a su alcance para lograr la aprobación. Esta no es una dictadura y debemos permitir que voten como quieren", había dicho Spicer.

EN DESARROLLO…

LEA MÁS: