(AFP)
(AFP)

El Gobierno de Donald Trump ordenó a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) que elimine la página sobre el cambio climático de su sitio en Internet, en una nueva medida del republicano para borrar las iniciativas del ex mandatario Barack Obama y que manifiesta su escepticismo sobre los reportes científicos del calentamiento global.

El Gobierno ordenó al equipo de comunicaciones que retire la sección, según informaron a Reuters dos empleados  de la dependencia que recibieron el pedido. El sitio contiene enlaces a investigaciones científicas de todo el mundo, al igual que datos sobre emisiones y sus efectos sobre la población.

“¿Cómo afecta el cambio climático nuestra salud?” es uno de los apartados de la web
“¿Cómo afecta el cambio climático nuestra salud?” es uno de los apartados de la web

La página sería retirada tan pronto este miércoles, dijeron las fuentes. Hace unos días, la web de la Casa Blanca ya había eliminado su apartado sobre el tema.

"Si el sitio web es eliminado, los años de trabajo que hemos realizado en cambio climático desaparecerán", destacó un empleado de la EPA. También, agregó que algunos de sus colegas buscaban salvar parte de la información incluida en la página, para convencer al Gobierno de Trump de que mantenga parte de ella.

La orden se conoce en momentos en los que el gobierno de Trump ha tomado medidas para limitar el flujo de información de varias agencias gubernamentales que supervisan temas ambientales. Este martes, Trump prohibió a los trabajadores de la EPA que informen de sus avances a la prensa o actualicen las redes sociales, a la vez que congeló sus contratos y subvenciones, acciones que parecen diseñadas para reforzar el control y desalentar las opiniones disidentes.

La web también detalla los efectos del calentamiento global por región
La web también detalla los efectos del calentamiento global por región

La medida ha reforzado los temores de que Trump, quien duda del cambio climático, busque dejar de lado la investigación científica que muestra que las emisiones de dióxido de carbono por el uso de combustibles fósiles contribuye al calentamiento global, así como al personal de las agencias que realiza esa investigación.

Scott Pruitt, designado Donald Trump para liderar la agencia, defendió hace unos días ante el Congreso su plan para hacer compatible la protección del medio ambiente y los combustibles fósiles en un comité del Senado, en un encuentro marcado por protestas. "Podemos perseguir simultáneamente los objetivos comunes de protección ambiental y crecimiento económico", dijo Pruitt, escéptico sobre el impacto del cambio climático.

Presionado por el senador Bernie Sanders, Pruitt reconoció que "la actividad humana contribuye de alguna manera" al cambio climático, aunque dijo que la "capacidad de medir el alcance de ese impacto y qué hacer con ello está sujeto a un continuo debate y diálogo".