El presidente electo Donald Trump ha lanzado una campaña contra las automotrices, a las que amenaza con fuertes tarifas si no aumentan la producción dentro de Estados Unidos (AP)
El presidente electo Donald Trump ha lanzado una campaña contra las automotrices, a las que amenaza con fuertes tarifas si no aumentan la producción dentro de Estados Unidos (AP)

El ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, advirtió este lunes al presidente electo Donald Trump sobre los efectos de la instauración de una tarifa del 35% a las importaciones de autos fabricados por automotrices alemanas, un anuncio que se da en medio de una fuerte caída de las acciones de BMW, Daimler (fabricante de Mercedes-Benz entre otras marcas) y Volkswagen.

"De esta situación la industria automotriz estadounidense saldrá peor, débil y más cara", dijo Gabriel al periódico alemán Bild. El ministro agregó que también afectará negativamente a la producción estadounidense si las partes importadas también sufren la tarifa.

Gabriel reaccionó a una entrevista publicada por Bild y el británico The Times en la que Trump reafirma su voluntad de traer puestos de trabajo a los Estados Unidos mediante tarifas comerciales a los autos importados.

"Yo diría a BMW que si quiere construir una fábrica en México para vender autos en los Estados Unidos sin pagar una tasa del 35%, que se olvide del asunto", dijo, consultado sobre el proyecto de BMW de construir una planta en San Luis Potosí en 2019.

La alemana BMW posee una planta en Carolina del Sur, Estados Unidos, y planea construir otra en San Luis Potosí, México
La alemana BMW posee una planta en Carolina del Sur, Estados Unidos, y planea construir otra en San Luis Potosí, México

Por el momento los ejecutivos de BMW no se pronunciaron sobre los dichos, pero un portavoz de la firma de Múnich confirmó que la construcción de la planta "prosigue según lo previsto" y recordó que la empresa exporta más productos de Estados Unidos, donde posee una planta en Carolina del Sur, de lo que importa.

Sin embargo, las acciones de la automotriz alemana cerraron el lunes con una caída del 1,46% en la Bolsa de Frankfurt. Sus principales competidores, Volkswagen y Daimler, que también producen en los Estados Unidos, vieron pérdidas del 2,17% y el 1,51%, respectivamente.

Las declaraciones de Trump se enmarcan en una campaña dirigida a las automotrices con el fin de que reduzcan sus importaciones a los Estados Unidos y produzcan una mayor cantidad de autos localmente.

En consecuencia, Ford anuló su construcción de una planta en México, Fiat Chrysler anunció inversiones por 1.000 millones de dólares y General Motors se enfrentan a un posible arancel para sus autos.

(Con información de AP y AFP)