Una camioneta Ram 1500 en la planta de Fiat-Chrysler ubicada en Warren, Michigan (Reuters)
Una camioneta Ram 1500 en la planta de Fiat-Chrysler ubicada en Warren, Michigan (Reuters)

Fiat Chrysler (FCA) anunció el domingo la creación de 2.000 empleos en los Estados Unidos en momentos en que el presidente electo Donald Trump reprueba públicamente a las empresas automotrices que arman vehículos en México.

El grupo ítalo-estadounidense invertirá 1.000 millones de dólares en los próximos tres años en dos de sus fábricas en Michigan (norte) y Ohio (noreste), en donde se crearán los nuevos puestos de trabajo, dijo la empresa en una nota.

"FCA USA está mostrando su compromiso con el fortalecimiento de su base manufacturera en los Estados Unidos", indica el comunicado.

Trump, que ganó las elecciones con la promesa de crear empleos industriales en los Estados Unidos, la emprendió la semana pasada contra quienes fabrican autos en México y luego los venden en el mercado estadounidense.

Un trabajador de la planta Flat Rock de Ford, en Michigan (AP)
Un trabajador de la planta Flat Rock de Ford, en Michigan (AP)

A través de Twitter, cargó contra General Motors por fabricar la mayoría de sus Chevy Cruze en México y abrió fuego contra Toyota y su plan de montar otra planta también en territorio mexicano.

El martes pasado Ford anunció la cancelación de un proyecto para una nueva planta en México. Dijo que, en cambio, la hará en los Estados Unidos y generará 700 empleos.

Hasta el momento, Fiat Chrysler no había sido blanco de la ira de Trump, pero planea comenzar a importar este mes autos Jeep Compass hechos en México.

Otros grupos han dicho que serán flexibles en esta nueva era de la política que se abrirá el 20 de enero, cuando Trump ente en la Casa Blanca.

"Somos pragmáticos. Nos adaptaremos a cualquier situación", dijo el jefe de la alianza Renault-Nissan Carlos Ghosn, al hablar en un salón de tecnología de Las Vegas.

El mes pasado, Carrier, fabricante estadounidense de sistemas de aire acondicionado, dejó de lado sus planes de transferir 1.000 puestos de trabajo a México. Lo hizo en acuerdo con Trump, que le aseguró a la compañía incentivos fiscales por 7 millones de dólares.

Muchas automotrices planean usar el Salón del Automóvil de Detroit 2017, que comenzó el fin de semana, para promocionar las inversiones en los Estados Unidos junto con un compromiso con el empleo en ese país en medio de las críticas de Trump.

El presidente ejecutivo de Daimler AG, Dieter Zetsche, dijo el domingo durante un evento del salón del automóvil que la firma alemana planea invertir otros 1.300 millones de dólares para ampliar la producción de su SUV en una fábrica en Alabama.

Las automotrices se están preparando para rondas de preguntas acerca de sus inversiones en México y los empleos en los Estados Unidos tras las duras críticas de Trump a la industria.

Las decisiones de inversión de FCA no se relacionan con los últimos ataques de Trump en contra de Ford Motor Co., GM y Toyota Motor Corp. por la construcción de automóviles en México para el mercado estadounidense, dijeron el domingo personas familiarizadas con las medidas de la compañía.

(Con información de AFP y Reuters)