La joven madre junto a su hijo (The Washington Post)
La joven madre junto a su hijo (The Washington Post)

Una joven madre comienza una transmisión por Facebook Live junto a su hijo de un año. Decenas de personas la están viendo. De repente empieza a sudar frío, se desploma y se cae. Los espectadores aumentan, pero nadie llama a la policía, sólo observan mientras su hijo llora.  

Keiana Herdon era una joven de 25 años madre de dos niños que le gustaba compartir parte de su vida a través de las redes sociales, como es usual en estos tiempos. Unos de sus pasatiempos favoritos era utilizar Facebook Live, con la que hacía transmisiones en vivo y respondía mensajes de sus amigos.

La forma en que murió y cómo quedó registrada indignó a las familiares de la joven estadounidense. La noticia fue registrada por el diario The Washington Post.  

"Cómo puede estar alguien sentado frente a la pantalla, luego de que ella se desmaya y luego oír al bebé llorar. No puedo creer que la gente se siente a observar cómo una persona da su último respiro delante de su hijo y luego compartir el video del niño que ve a su madre morir", declaró el tío de la joven, Jeffery Herndon.

Ver que tu madre da su último aliento y que la gente la observa con morbo y se emociona con ese momento es algo trágico

La muerte sucedió el 28 diciembre a las 20:30. Herdon, de Camden, Arkansas (EEUU), estaba en la casa de una amiga con su hijo menor, Rylee. Allí presionó el botón de transmisión en vivo y comenzó a tararear una canción mientras respondía algunos mensajes.

Mientras tanto, mostraba con la cámara de su celular a su hijo que jugaba sobre una mesa. Pero de repente comenzó a sudar. En ese momento unas 20 personas observaban el instante en que la madre se secaba el sudor de su frente. Siete o ocho minutos después, se desmayó.

Con ella ya desplomada, su hijo tomó el celular. Para ese momento ya no se escucha nada. Hay silencio, un silencio alteró al bebé. Algo andaba mal y él se dio cuenta y comenzó a llorar. En la transmisión ya no se ve nada, Sin embargo, el número de espectadores comienza a aumentar, pero nadie llama a la policía.

A la joven le gustaba compartir su vida a través de las redes sociales (The Washington Post)
A la joven le gustaba compartir su vida a través de las redes sociales (The Washington Post)

Una hora y media después, su amiga llegó a la casa y la encontró tirada en el piso con su hijo llorando al lado de ella. De inmediato llamó a la ambulancia. Sin embargo, Herdon llega sin signos vitales.

Su tío contó que la joven venía luchando contra la enfermedad de la tiroides. En noviembre le habían diagnosticado cáncer. Había comenzado radioterapias y estaba a punto de realizarse una cirugía.

Respecto a la forma cómo murió su tío agregó: "Ver que tu madre da su último aliento y que la gente la observa con morbo y se emociona con ese momento es algo trágico". Además, denunció la pasividad de las personas y el permanecer calladas ante el hecho.

La familia comenzó una campaña para recolectar dinero para el funeral y ayudar a los dos hijos que dejó.

"Su hijo fue testigo de cómo murió su madre junto con los ojos de Facebook", reza parte del texto de la campaña.