Las autoridades encontraron un código malware relacionado a los hackers rusos.(Shutterstock)
Las autoridades encontraron un código malware relacionado a los hackers rusos.(Shutterstock)

Un código asociado a hackers rusos, reportado en el informe Grizzly Steppe presentado por el FBI, fue detectado en los sistemas de una planta de electricidad en Vermont.

Los rusos no utilizaron el código activamente para realizar sabotajes en la planta en Vermont. Sin embargo, el hallazgo revela la vulnerabilidad del sistema eléctrico nacional de EEUU, informó el diario The Washington Post.

El Gobierno y oficiales de la industria eléctrica regularmente monitorean el sistema eléctrico nacional, ya que este está altamente computarizado y cualquier disrupción o accidente puede tener efectos desastrosos en el funcionamiento de los servicios médicos y de emergencia de toda la nación.

Autoridades oficiales de todo rango aún no están seguras cuáles eran las intenciones de los rusos ante el descubrimiento del código. La penetración en el sistema pudo haber estado diseñada para sabotear las operaciones de la planta en Vermont o para probar si es ingresar al sistema eléctrico nacional o a una porción de este.

Informe presentado esta semana por el FBI que confirma los ciberataques rusos.
Informe presentado esta semana por el FBI que confirma los ciberataques rusos.

Oficiales federales ya han compartido el código malware (software o código malicioso) con funcionarios de otras plantas del país.

Por otra parte, aún no se ha establecido cuál de las dos plantas de Vermont, Green Mountain Power o Burlington Electric, reportó el incidente.

De acuerdo a un reporte del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, los hackers envueltos en la operación rusa usaron correos electrónicos falsos y engañaron a los destinatarios para que estos proporcionaron sus claves.

Los rusos ya han sido acusados de lanzar una ciberataque al sistema eléctrico nacional de Ucrania, algo que han negado. Expertos en ciberseguridad dijeron que en diciembre de 2015 el sistema eléctrico de Kiev fue desestabilizado, ocasionando un apagón masivo en gran parte de la capital ucraniana.

El jueves,  el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, acusó a los rusos de lanzar una ciberguerra en su país. En los últimos dos meses unos 6,500 ataques han contabilizados las autoridades en instituciones estatales de ese país .

LEA MÁS: