Donald Trump y Andy Puzder (AP)
Donald Trump y Andy Puzder (AP)

El presidente electo, Donald Trump, eligió al empresario Andrew Puzder, dueño de la cadena de restaurantes CKE -que incluye las franquicias de Carl's Junior y Hardee's- como futuro secretario de Trabajo.

Le encargó la tarea de conseguir para los trabajadores empleos más seguros y mayor prosperidad, en una decisión que suma otro renombrado ejecutivo al gabinete entrante.

"Andy luchará para que los trabajadores estadounidenses sean más seguros y más prósperos mediante la aplicación de normas justas de seguridad ocupacional y garantizando que los trabajadores reciban los beneficios que merecen", asegura Trump en un comunicado oficial del Equipo de Transición.

Según detallaron sus asesores, Puzder fue elegido por su "amplio récord de lucha en favor de los trabajadores, que lo convierte en el candidato ideal" para ese puesto, y detallaron que deberá salvar a "pequeñas empresas de la carga aplastante de regulaciones innecesarias".

Carls Jr., uno de los locales de comidas del futuro secretario de Trabajo de los EEUU
Carls Jr., uno de los locales de comidas del futuro secretario de Trabajo de los EEUU

Puzder se ha destacado por oponerse a que se eleve el salario mínimo a nivel federal. Su grupo tiene 3.750 restaurantes en Estados Unidos y el resto del mundo, y emplea a unas 75.000 personas.

La elección de Pudzer ya había sido anticipada por varios medios de comunicación, que destacaron su lucha para evitar que se eleve a 15 dólares la hora el salario mínimo a nivel federal, situado actualmente en 9 dólares. "No creo que ningún restaurante pueda operar con beneficios si se paga un salario mínimo de 15 dólares. Tendría un impacto devastador en el país", afirmó en 2014.

En tanto, Trump afirmó el jueves en un evento en Iowa que Estados Unidos necesita mejorar su relación con China y criticó a Pekín por sus políticas económicas y por no haber podido frenar la amenaza que representa Corea del Norte.

"Una de las relaciones más importantes que hay que mejorar, y tenemos que mejorar, es nuestra relación con China", declaró el republicano. "China no es una economía de mercado, no han seguido las reglas y es hora de que comiencen a hacerlo", agregó.

LEA MÁS:

Con información de EFE y Reuters