Donald Trump eligió como embajador en China al gobernador Terry Branstad, cercano a Xi Jinping

El equipo de transición confirmó que el jefe del ejecutivo de Iowa será nominado para estar al frente de la diplomacia estadounidense en Pekín. El elegido mantiene una amistad de más de tres décadas con el presidente chino

Terry Branstad, el elegido por Trump para una embajada clave (AFP)
Terry Branstad, el elegido por Trump para una embajada clave (AFP)

El presidente electo, Donald Trump, eligió este miércoles a Terry Branstad, gobernador republicano del estado de Iowa, para ser el próximo embajador estadounidense en China, en una decisión que fue bienvenida por el gobierno asiático por las buenas relaciones del republicano con el mandatario Xi Jinping.

El gobernador de Iowa se había reunido con el multimillonario republicano temprano el martes en la Trump Tower de Nueva York. Luego, Branstad, de 70 años y comentó a los periodistas que estaba entusiasmado con la presidencia de Trump y por "la calidad de la gente que está atrayendo al gabinete".

Branstad tiene amplios lazos con China y una amistad personal con el presidente chino desde hace más de 30 años, por lo que de ser confirmado por el Senado, supondría un gesto positivo hacia Pekín después de que Trump hablara por teléfono con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen.

Xi Jingping y Terry Branstad (AP)
Xi Jingping y Terry Branstad (AP)

El pasado viernes, Tsai telefoneó a Trump para felicitarle por su éxito en las elecciones y ambos mantuvieron una conversación de unos diez minutos, lo que supuso el primer contacto formal de alto nivel entre Estados Unidos y Taiwán en casi cuarenta años.

China, que es el principal socio comercial de EEUU, considera la isla de Taiwán una provincia "rebelde" y parte del territorio bajo su soberanía, por lo que el diálogo de Trump originó una protesta formal del Gobierno chino ante Washington, al tiempo que generó altas expectativas en Taiwán.

Sin embargo, Pekín respondió al nombramiento de Branstad calificándolo como un "viejo amigo", señalando que su nominación puede tener un efecto amortiguador de las tensiones con China, exacerbadas por Trump la semana pasada.

El republicano atacó repetidamente a China en la campaña electoral y en un par de tuits este domingo también arremetió contra sus políticas comerciales y monetarias, así como contra sus reivindicaciones territoriales en el Mar del Sur de China, además de amenazar con imponer aranceles de hasta un 45 por ciento a los productos chinos si Pekín no "se comporta".

Terry Branstad, en la Trump Tower (Reuters)
Terry Branstad, en la Trump Tower (Reuters)

El gobernador de Iowa fue uno de los republicanos más activos en apoyar al magnate durante su campaña, y su hijo, Eric, fue quien dirigió la misma en ese estado, uno de los más disputados y en el que el magnate se impuso a su rival demócrata, Hillary Clinton.

LEA MÁS:

Time eligió a Donald Trump como "Persona del año" con una dura ironía en su portada

El "dilema" de Trump: continuar o no con una tradición de 150 años

Con información de EFE y AFP

TE PUEDE INTERESAR