El perfil de Obama en Twitter, seguido por más de 11 millones de personas
El perfil de Obama en Twitter, seguido por más de 11 millones de personas

Donald Trump, el próximo presidente de los Estados Unidos, recibirá la cuenta presidencial de Twitter y otras redes sociales como parte de la transición, luego de su triunfo en las elecciones del pasado martes.

El perfil de la presidencia (@POTUS, acrónimo de President of the United States) fue usado 320 veces por Barack Obama, a la par de su cuenta personal, para anuncios de su gestión, pero también para comentarios personales o incluso partidarios, como mensajes de apoyo a Hillary Clinton.

Según explicó la Casa Blanca, todos los tuits serán borrados y guardados por la Oficina Nacional de Archivos y Documentos. Así, Trump recibirá una cuenta "limpia", pero con más de 11 millones de seguidores, una cifra cercana a los 14 millones de usuarios suscritos que tiene su perfil personal.

Además, la cuenta de Obama será transferida al usuario @POTUS44 (actualmente privada y administrada por la misma oficina), en referencia al número que ocupa el actual presidente en la lista de mandatarios.

La cuenta Potus44 tendrá los tuits de Obama y será accesible a partir de enero
La cuenta Potus44 tendrá los tuits de Obama y será accesible a partir de enero

Los mismos cambios, traspasos y eliminación de publicaciones serán aplicados a las cuentas de Facebook, Instagram, Snapchat y otras redes, así como los perfiles oficiales de la primera dama (@flotus) y la vicepresidencia (@vp). Todos los cambios serán efectivos a partir del 20 de enero de 2017, fecha en la que Trump asumirá como el 45º presidente de los Estados Unidos.

Durante los últimos días de campaña, surgieron versiones que aseguraron que la dirección campaña del republicano había tomado el control de su cuenta para moderar el lenguaje. Poco después del triunfo, cambió la biografía de su perfil, que ahora reza "presidente electo de los Estados Unidos".

Según el comunicado de la Casa Blanca, Obama "dejó claro que una transición sin sobresaltos es una de sus principales prioridades, y el aspecto digital es un componente clave en ese esfuerzo".