El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, prometió este jueves que aceptará los resultados de las elecciones "si gana", un día después del debate presidencial en el que no se comprometió a respetar la votación.

"Me gustaría prometer y jurar a todos mis votantes y simpatizantes, y a toda la gente de Estados Unidos, que voy a aceptar totalmente los resultados de esta gran e histórica elección presidencial…", comenzó el magnate. Segundos después, remató con más fuerza en la voz y una sonrisa en el rostro: "¡Si es que gano!". La propuesta desató una ovación de la multitud que lo seguía en un evento de campaña en Delaware, Ohio.

Posteriormente, agregó que sólo respetaría los reportes oficiales si hay un "resultado claro". Sin embargo, agregó que "se reserva" el derecho de objetar el proceso "en el caso de llegar a un resultado cuestionable".

Su negativa a comprometerse con el proceso democrático la noche del miércoles le valió fuertes críticas por parte de los analistas y fue portada en la mayoría de periódicos. Así, fue uno de los motivos por los que los votantes consideraron que Hillary Clinton fue la ganadora de la discusión.

LEA MÁS: