La jueza que criticó a Donald Trump pidió disculpas públicamente

Ruth Bader Ginsburg trató de “farsante” y ególatra al magnate republicano en una entrevista de televisión. Por su alto cargo en la Justicia y la necesidad de imparcialidad, se disculpó por sus palabras
Donald Trump y Ruth Bader Ginsburg (AP)

La decana de la Corte Suprema de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg se disculpó este jueves por sus críticas públicas al candidato republicano Donald Trump, quien solicitó su renuncia.

"Reflexionando, mis recientes comentarios en respuesta a preguntas de la prensa fueron desafortunadas y lamento haberlas hecho. Los jueces deben evitar comentarios sobre un candidato a ejercer un cargo público", afirmó Bader Ginsburg, que con 83 años es la jueza de más edad de la Corte Suprema estadounidense.

La magistrada llamó al magnate republicano "farsante". En una entrevista para la cadena CNN, aseguró que Trump "no tiene coherencia consigo mismo. Dice cualquier cosa que se le ocurre en el momento. Tiene mucho ego". En otras declaraciones al diario The New York Times, la jueza que es conocida por sus posturas progresistas dijo que una presidencia del empresario sería algo inimaginable:

"No me imagino lo que sería este lugar. No me imagino lo que sería el país con Donald Trump como nuestro presidente. Para el país, podrían ser cuatro años. Para la Corte podrían ser… ni siquiera quiero contemplar la idea".

Trump se prepara para la convención del Partido Republicano el próximo 18 de julio (AP)

Algunos colegas de la jueza y analistas políticos dijeron que los comentarios de Ginsburg eran lógicos con su forma de pensar; sin embargo, al tratarse de una jueza de la Corte Suprema, en caso de que Trump sea elegido como presidente, cualquier fallo en su contra podría ser considerado "poco imparcial" y ser solcitada su renuncia al alto cargo de Justicia.