Video: un pastor latino de California celebró la masacre de Orlando y pidió el "fusilamiento" de todos los gays

Infobae Miami I nvillar@infobae.com

A sólo días de los trágicos sucesos en Orlando, donde al menos 49 personas murieron luego de que Omar Mateen ingresara al club nocturno Pulse de Orlando y comenzara a disparar indiscriminadamente a la multitud, han salido a la luz insólitas muestras de apoyo al terrorista.

Con 27 personas que permanecen aún internadas en el Orlando Regional Medical Center y seis pacientes en estado crítico y que luchan por su vida, los mensajes de odio difundidos por el pastor de una iglesia baptista de Sacramento, California, no hacen más que recordar la irresponsabilidad de ciertos representantes religiosos a la hora de predicar ante sus seguidores.

 

El video de su sermón posterior al atentado de la madrugada del domingo pasado fue subido por el mismo pastor a YouTube, pero luego fue eliminado por Google por difundir un mensaje de odio. En él, Jiménez les preguntaba a los feligreses si los entristecía ver que "50 pedófilos habían muerto" ese día para luego contestarse a sí mismo: "Creo que no, me parece genial, creo que ayuda a la sociedad, creo que Orlando es un poco más segura esta noche".

El pastor venezolano Roger Jiménez junto a su esposa
El pastor venezolano Roger Jiménez junto a su esposa

Levantando la apuesta homofóbica, inmediatamente agregó: "La tragedia es que no hayan muerto más de ellos, me pone triste que no haya terminado su trabajo, dado que estas personas son depredarores y abusadores".

Mientras cientos de personas continúan llorando a sus seres queridos, los ataques contra la comunidad LGBTQ no cesan
Mientras cientos de personas continúan llorando a sus seres queridos, los ataques contra la comunidad LGBTQ no cesan

Jiménez nació en Venezuela y actualmente está al mando de la Verity Baptist Church en Sacramento, California, establecimiento que asegura querer "acercarse a la gente de Sacramento con la palabra de Jesucristo". Ferviente creyente de que "Dios castiga a los homosexuales con la pena de muerte", el pastor hispano fue entrevistado por varios medios desde la publicación de su polémico video. En todas las entrevistas evitó retractarse y reafirmó su posición asegurando que no se arrepentía de lo dicho.