Y se dio casi lo impensado, más allá que Inglaterra tenía méritos suficientes como para, inclusive, pensar que podía ganar y acceder al rol de finalista, pero lo de Croacia, que tiene jugadores como todos ustedes conocen de una talla que les permite jugar y alternar en los mejores equipos europeos, aparecía un poco debilitada en su imagen.

Esta Croacia que, parece que le faltaba personalidad y además venía castigada por haber jugado suplementarios. Lo de suplementarios desgasta, hay que tenerlo en cuenta porque cuando se van estirando los partidos, es decir, el consumo del oxígeno, la capacidad que tiene que ver con lo físico, también ayuda a tener respuestas positivas en lo futbolístico.

Más allá de eso, creo que lo tenía en su momento Inglaterra. Daba señal de madurez, daba señal de solvencia y parecía que estaba perdido Croacia. En última instancia, lo dieron vuelta los croatas, se cayó Inglaterra, que por ahora sigue siendo un proyecto y tendrá que seguir esperando hacia el futuro.

En definitiva, han quedado ya como hemos visto los que van a jugar la final. Por un lado estará Francia, por el otro lado estará Croacia. Casualmente, vencedores de la Argentina en el mismo grupo, por distintas cifras, por distintos números, pero de todas maneras con capacidades más o menos parecidas.

Entendemos de acuerdo a lo que marca una supuesta lógica, si es que la hay en el fútbol, yo entiendo que sí, Francia es un equipo más maduro, es un equipo más firme, un equipo más contundente, un equipo más experimentado, que este Croacia. Que además de ser un pibe rebelde, como se lo nota, por el otro lado seguramente puede tener algunos inconvenientes porque viene de jugar 3 suplementarios y eso desgasta y mucho.