El balón ejecutado por Kieran Trippier supera la barrera, camino a transformarse en el 1-0 (Foto: REUTERS/Darren Staples)
El balón ejecutado por Kieran Trippier supera la barrera, camino a transformarse en el 1-0 (Foto: REUTERS/Darren Staples)

Una vez más, el dictamen de la Copa del Mundo de Rusia parece ser contundente: la pelota parada es fundamental. A punto tal, que la estadística indica que cerca del 50% de los goles llegaron por intermedio de un balón detenido y más del 75% de los encuentros tuvieron al menos un tanto por esa vía.

Los números acumulan los goles que llegaron a través de los lanzamientos de la esquina, los tiro libres, los penales y hasta de lateral. Los entrenadores decidieron exprimir cada detalle del juego para sacar rédito y los que mejor evidenciaron esto fueron Inglaterra y Uruguay, con 9 y 5 respectivamente. En contrapartida, Perú y Senegal fueron los únicos que no utilizaron esta vía para celebrar.

Los ingleses exprimieron al máximo el recurso: en cinco partidos convirtieron goles, y en los cinco abrieron el marcador apelando a la pelota quieta. Frente a Croacia, a merced de la buena pegada de Kieran Trippier.

Mucho tiene que ver su planificación en las categorías juveniles del equipo nacional, pero también suma una gran porcentaje de éxito la elaboración de jugadas detenidas.

Inglaterra tomó movimientos de la NBA y la NFL para practicar sus pelotas paradas (Reuters)
Inglaterra tomó movimientos de la NBA y la NFL para practicar sus pelotas paradas (Reuters)

El entrenador Gareth Southgate se inspiró en movimientos de la NBA y NFL que le dieron gran rédito: el 70% de sus anotaciones fueron gracias a la práctica de este recurso y abrió el marcador en sus cuatro triunfos por intermedio de esta vía. En total, 3 goles fueron tras un córner, 3 de penal y 1 luego de un tiro libre.

Entre los cuatro mejores de la Copa, el porcentaje de influencia se completa con Francia (40% de los goles por pelota parada), Croacia (30%) y Bélgica (28%).

Jorge Sampaoli, entrenador de Argentina, manifestó abiertamente que el “fútbol no se estudia” (Reuters)
Jorge Sampaoli, entrenador de Argentina, manifestó abiertamente que el “fútbol no se estudia” (Reuters)

El caso de Argentina es particular ya que si bien el gol de Gabriel Mercado ante Francia terminó siendo una casualidad, la acción se inició por intermedio de un tiro libre desde la izquierda del campo. Esa fue la única acción de balón detenido que terminó en gol para la selección de Jorge Sampaoli.

En la previa, el entrenador de Argentina había manifestado en su libro cierto desinterés por este tipo de acciones: "Yo no planifico nada. Todo surge en mi cabeza cuando tiene que surgir. Brota naturalmente en el momento oportuno. Odio la planificación. Si planifico, me pongo en el lugar de un oficinista. Soy el de Alumni del 91. El fútbol no se estudia; se siente y se vive".

Hasta el momento se marcaron 159 goles y 68 de ellos fueron por intermedio de un balón detenido. Es imposible obviar la injerencia del Asistente Arbitral por Video (VAR), que colaboró para incrementar esta estadística ya que hubo una totalidad de 22 goles de penal. Además, se señalaron 18 por un tiro libre, 24 gracias a un córner y 3 tras un lateral.

Estos números, sumados a la estadística de que aquellos equipos que tuvieron más posesión en la fase de grupos quedaron fuera del Mundial, no hace más que instalar un debate sobre el camino que tomará el fútbol tras lo ocurrido en Rusia.

Uruguay marcó todos los cinco goles de fase de grupos por acciones de pelota parada (Reuters)
Uruguay marcó todos los cinco goles de fase de grupos por acciones de pelota parada (Reuters)

GOLES DE PELOTA PARADA
Inglaterra 9 de 12
Uruguay 5 de 7
Colombia 4 de 6
Portugal 4 de 6
Bélgica 4 de 14
Francia 4 de 10
Suecia 3 de 6
España 3 de 7
Croacia 3 de 11
Rusia 3 de 11

MÁS SOBRE ESTE TEMA: