Ni James Rodríguez ni Radamel Falcao, la gran figura de este Mundial de Rusia en la selección de Colombia fue Yerry Mina. El defensor marcó el gol agónico ante Inglaterra, que obligó a llevar el partido por los octavos de final hasta el tiempo extra. Su esfuerzo hubiera merecido mejor suerte en la tanda de penales.

Claro que esta hazaña del zaguero del Barcelona de España no es la única conquista que lleva en la Copa del mundo. Mina acumuló tres tantos convertidos, todos de cabeza, y es el goleador del equipo de José Néstor Pekerman.

Esta estadística toma mucha más fuerza si se tiene en cuenta que el equipo cafetero anotó apenas seis goles en la cita mundialista. Otro dato es que comparte el tercer puesto en la tabla de los realizadores con figuras como Diego Costa (España), Edison Cavani (Uruguay) o Kylian Mbappé (Francia), entre otros.

Neymar, Lionel Messi o Antoine Griezmann están por debajo del defensa que, para elevar aún más su actuación en este Mundial, no disputó el primer duelo ante Japón por decisión del técnico.

El cabezazo de Yerry en su tanto ante Senegal (Foto: REUTERS)
El cabezazo de Yerry en su tanto ante Senegal (Foto: REUTERS)

Sin embargo, Pekerman reconoció que, pese a la falta de ritmo de Mina al no sumar minutos en el club culé, su desempeño en el seleccionado colombiano fue fundamental. Y así lo demostró.

No sólo su faceta goleadora impulsó a Colombia a conseguir la clasificación, sino que su habilidad en el fondo de la cancha sirvió para anular a Robert Lewandowski en el duelo crucial ante Polonia, que terminó ganando La Tricolor por 3-0.

Mina y su primer gol en la Copa del Mundo ante Polonia (Foto: AFP PHOTO)
Mina y su primer gol en la Copa del Mundo ante Polonia (Foto: AFP PHOTO)

Previo al choque de esta tarde, el DT argentino reconoció: "Acá recuperó el ánimo, se entrenó, sabía que tenía que dar más, que tenía que ponerse bien y lo está logrando. Vuelve a ser el que conocimos en Colombia, en Brasil y en la selección".

Gracias a Mina, Colombia tuvo una vida más. Cuando los cafeteros ya estaban haciendo las valijas y se dirigían a casa, fue el número 13 quien, con un fuerte testazo, estableció el 1-1 en el marcador.

Lamentablemente, el sueño colombiano finalizó en la serie de penales, en la que se lograron imponer Los Tres Leones por 4 a 3 y disputarán el cruce por los cuartos de final ante Suecia, el 7 de julio, en el Samara Arena.

Seguí leyendo: