El capitán de la selección mexicana fue acusado de presuntos nexos con el narco.
El capitán de la selección mexicana fue acusado de presuntos nexos con el narco.

A sus 39 años es el veterano de la selección mexicana, ampliamente respetado por sus compañeros y en el país. En este Mundial de Rusia, Rafael Márquez recibe un tratamiento diferente al del resto de los jugadores, pero no por sus hazañas en la cancha, sino por sus presuntos nexos con empresas relacionadas con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Márquez está en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos de personas que según la institución han ayudado a lavar dinero a los cárteles de la droga. Su inclusión en la lista prohíbe a los ciudadanos, empresas y bancos estadounidenses tener cualquier tipo de relación con él.

Por eso algunos patrocinadores, en especial los estadounidenses, han pedido que el defensa no porte sus logotipos en sus vestimentas y que incluso no beba agua de botellas, vasos o algún otro tipo de objeto que tenga sus marcas.

Según el diario francés Le Monde, la prohibición llega al nivel que Márquez debe evitar acercarse a los logotipos gigantes de los patrocinadores que están colocados en los estadios.

Hace un año, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) presentó documentos en los que liga a empresas de Márquez con Raúl Flores Hernández "El Tío", un presunto lavador de dinero ligado al CJNG. La investigación casi deja al capitán azteca fuera del mundial.

El jugador debe evitar todo contacto con marcas y personas estadounidenses.
El jugador debe evitar todo contacto con marcas y personas estadounidenses.

La negativa de los patrocinadores a ser relacionados con el jugador llegó a niveles que su hospedaje fue seleccionado en un lugar sin vínculos con empresas o inversionistas estadounidenses.

Aunque no ha sido acusado penalmente, fueron congelados sus activos financieros en Estados Unidos y sus bienes mexicanos con vínculos al sistema financiero estadounidense. Él ha negado repetidamente cualquier nexo con narcotraficantes y ha contratado a un equipo de abogados para pedir su exclusión de la lista.

El abogado de Márquez, José Luis Nassar, ha señalado en distintas ocasiones que "estamos en franca fase de colaboración" con funcionarios estadounidenses para resolver el asunto, pero las afirmaciones no eliminaron el temor de los patrocinadores.

Rafa Márquez lleva en su playera sólo logotipos de las marcas alemanas Adidas y Puma.
Rafa Márquez lleva en su playera sólo logotipos de las marcas alemanas Adidas y Puma.

Destacó que tanto la FIFA como la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) trabajaron conjuntamente para llevar a Márquez al torneo a pesar de sus problemas con el gobierno de EEUU.

La FIFA también habría implementado medidas para evitar todo contacto entre Márquez y alguno de sus empleados que son ciudadanos estadounidenses. Por ejemplo, si Márquez aparece en una conferencia de prensa organizada por la FIFA, el moderador no debe ser estadounidense.

Los vuelos también han sido cuidadosamente seleccionados, ya que Márquez no tiene permitido viajar en aerolíneas estadounidenses.

Al finalizar el partido contra Alemania, el pasado domingo, las televisoras no se apresuraron para alcanzar a Márquez para una entrevista en el campo para evitar el riesgo de colocarlo frente al cuadro de plástico transparente cubierto con los logos de los patrocinadores, incluidas cuatro marcas estadounidenses: Budweiser, Coca-Cola, McDonald's y Visa.

 MÁS SOBRE ESTE TEMA: