A menudo los futbolistas confiesan que un sueño recurrente desde que comienzan a dar patadas a un balón es representar a sus respectivos países en una Copa del Mundo. El Mundial de Rusia es un escaparate para los 736 jugadores que están inscritos en la competición. Sin embargo, no todos han nacido en el país cuyos colores defienden. Concretamente, hay 82 repartidos en 22 selecciones nacionales.

A la izquierda, el país de origen. A la derecha, el país que representan en Rusia.
(Si no te aparece el infográfico, puedes hacer clic aquí para verlo)

 

Tres de los casos más llamativos provienen del continente africano. Marruecos, Túnez y Senegal participan en el Mundial con casi una decena de jugadores nacidos fuera de sus respectivas fronteras. En el caso de la selección marroquí, casi el 75% del plantel procede de otros países. Tiene 16 jugadores de origen europeo y un canadiense. Por su parte, Túnez y Senegal se han repartido diecisiete jugadores nacidos en Francia. Suiza también tiene ocho futbolistas "extranjeros". Francia es el país que más futbolistas provee a la Copa del Mundo. Sumados a los 23 seleccionados por Didier Deschamps, hay 29 en otros equipos. En total, son 52; se podrían hacer más de dos equipos.

En algunos casos, no se trata simplemente de futbolistas para rellenar la convocatoria, sino de piezas fundamentales en el engrasado de cada selección nacional. Samuel Umtiti, de origen camerunés, es el central titular en su selección, junto con Raphael VaraneDiego Costa eligió a España por delante de Brasil hace cuatro años, lo que le valió pitadas en la edición mundialista pasada, que tuvo lugar en su país de origen.

Curiosamente, una de las promesas para seguir con lupa en este Mundial, Sergej Milinković-Savić, nació en Lérida (España), pero defiende a Serbia, con la que ya dio su primer recital.

Esta es la lista completa:

SIGA LEYENDO SOBRE EL MUNDIAL DE RUSIA: