Gustavo López (desde Moscú, especial para Infobae)

Decepcionante la actuación de Argentina en el debut de la Copa del Mundo, porque jugó contra un equipo que no tiene historia en este tipo de torneos. Y la verdad que se lo hizo bien difícil. Un conjunto que supo defender. Gran parte del primer tiempo se jugó como quería el técnico de Islandia y no como quería el técnico argentino. Los cambios que hizo Sampaoli con respecto al último encuentro amistoso con Haití no funcionaron. Es cierto que Salvio desbordó dos veces, en el primer tiempo, pero esos desborde no sirvieron porque Argentina no tenía gente para conectar en el área. Faltó que se desprendan más los mediocampistas.

Creo que hubo una palabra clave de Sampaoli en la conferencia de prensa que fue falta de ritmo. Argentina estuvo lento y previsible en el primer tiempo. Cuando se juega con un equipo bien organizado, hay que jugar rápido y hay que sorprender, cosa que Argentina no supo hacer.

No me gustó el debut de Caballero en el Mundial, no me gustó lo de Salvio en el lateral, jugó muy flojo Biglia y no anduvo Di María.
Creo que fueron los cuatro puntos más flojos, además cuando Messi erró el penal se cayó, quiso hacer su gol, jugó enojado y eso le hizo daño al equipo. Hay mucho para mejorar.

Cuando uno mira al bolsillo ahora faltan los dos puntos, porque teóricamente este era el equipo más simple, más fácil, aunque fácil no hay nada. Pero creo que tiene mucho mérito el equipo islandés, por lo trabajado, por lo aplicado. Y la verdad es que hicieron un gran partido. Ahora hay que remarla con los otros. Argentina ya está obligada a ganar en el próximo partido.

 

Gustavo López es presentado por: