(Reuters)
(Reuters)

El 18 de julio de 2018 el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y su hijo Gorka, ex director de la Conmebol, fueron arrestados en el marco de una causa que investiga posible administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental en su gestión.

Desde entonces, el dirigente renunció a sus cargos en la UEFA y en la FIFA y el 22 de diciembre finalmente el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS, por sus siglas en inglés) lo destituyó de su cargo en la RFEF. Hasta ese momento, el dirigente alegaba que su expulsión podía significar la marginación de la entidad por parte de la propia FIFA. Por eso este lunes se llevará adelante una reunión clave.

Ángel Maria Villar, quien se abraza con Joseph Blatter, fue destituido de su cargo (Getty)
Ángel Maria Villar, quien se abraza con Joseph Blatter, fue destituido de su cargo (Getty)

En el cónclave que se celebrará en el Ministerio de Educación Cultura y Deportes participarán el ministro Méndez de Vigo, el presidente del  Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, Juan Luis Larrea, actual presidente de la FEF y Esther Gascón, secretaria general de la FEF, mientras que por parte de la FIFA asistirá la secretaria general Fatma Moura.

El objetivo de las autoridades españolas es demostrar que la destitución de Villar fue para lograr más transparencia en el organismo y no para intervenir el ente, ya que eso provocaría la expulsión del mismo por parte de la FIFA. En caso de que eso suceda, la selección de España podría ser eliminada del Mundial de Rusia 2018.

Fatma Samba Diouf Samoura, secretaria general de la FIFA
Fatma Samba Diouf Samoura, secretaria general de la FIFA

"El Gobierno es el único responsable de que España se pueda quedar sin Mundial", había asegurado Villar en pleno proceso. Aunque en España son optimistas: "No hay amenaza. Nadie nos va a echar del Mundial", sostuvo Larrea en diciembre de 2017.

Por su parte, Infantino, quien no asistirá a la reunión, también se había manifestado en contra de la expulsión del combinado ibérico, cuando se especulaba con que Italia, eliminado en el repechaje, lo reemplace. "Hay que clasificarse en el campo, chicos", había sostenido en el  marco de una ceremonia organizada en Roma por el Comité Olímpico italiano (CONI) en diciembre.

LEA MÁS: