Un futbolista del Napoli fue víctima de insultos racistas y pidió que expulsen del estadio de por vida a los agresores

Kalidou Koulibaly y otros dos compañeros fueron agredidos por un grupo de fanáticos de la Fiorentina. El defensor se expresó en sus redes sociales

Koulibaly fue víctima de insultos racistas en el duelo entre la Fiorentina y el Napoli (Reuters)
Koulibaly fue víctima de insultos racistas en el duelo entre la Fiorentina y el Napoli (Reuters)

El fútbol italiano volvió a ser el escenario de un repudiable episodio racista durante el partido en el que la Fiorentina recibió al Napoli, actual líder de la Serie A. Sobre el final, cuando los jugadores napolitanos se retiraban con los tres puntos bajo el brazo, fueron atacados verbalmente por los fanáticos del conjunto local desde las gradas.

Después de superar por 2-1 a los dirigidos por Vincenzo Italiano, el nigeriano Victor Osimhen, el camerunés André-Frank Anguissa y el francés de origen senegalés, Kalidou Koulibaly, recibieron insultos de corte racista. Mientras que los primeros dos optaron por ignorar a sus agresores, el último decidió exponerlos a través de sus redes sociales.

“‘Mono de mierda’, así me llamaban. Estas personas no tienen nada que ver con el deporte. Deben ser identificados y alejarlos fuera de los estadios para siempre”, sentenció el jugador de 30 años en su cuenta de Instagram junto a una foto en la que parecía haber identificado al grupo de aficionados en cuestión.

Koulibaly hizo un descargo a través de sus redes sociales
Koulibaly hizo un descargo a través de sus redes sociales

Dentro del campo se pudieron ver algunos disturbios y, mientras Osimhen y Anguissa se retiraron sin hacer comentarios, los presentes en la zona escucharon como Koulibaly contestó a esos insultos: “¿Qué me has llamado? ¿Mono? Ven aquí y dímelo a la cara”.

La Fiorentina reconoció públicamente su descontento con el grupo de hinchas en Twitter: “La Fiorentina expresa la más firme y dura condena por los episodios de racismo ocurridos ayer durante el partido contra el Nápoles”.

Por la misma vía, Osimhen lanzó un mensaje en general: “Habla con tus hijos y déjale claro lo repugnante que es odiar a un individuo por el color de su piel”, utilizando el hashtag correspondiente al “Di no al racismo”.

En la misma línea, el Milan manifestó su apoyo a los afectados y el repudio ante el racismo que se vive alrededor del mundo: “No hay lugar para el racismo en el fútbol, en la sociedad, en ninguna parte. Sigamos luchando por la igualdad y la inclusión. No debe haber lugar para el racismo. Seguimos luchando juntos, en apoyo de la igualdad y la inclusión social”.

El defensor tuvo un cruce con un grupo de aficionados en el duelo ante la Fiorentina (Reuters)
El defensor tuvo un cruce con un grupo de aficionados en el duelo ante la Fiorentina (Reuters)

La Federación Italiana de Fútbol (FIGC) anunció la apertura de una investigación después de los insultos racistas de los que fue objeto el defensor del Nápoles Kalidou Koulibaly.

“En relación a las expresiones de índole racista proferidas por los aficionados de la Fiorentina hacia el jugador del Nápoles Kalidou Koulibaly, la fiscalía federal abrió una investigación después de tener conocimiento de los informes de los propios inspectores y de haber escuchado al jugador”, indicó la FIGC en un comunicado.

El organismo precisó que se dirigirá asimismo a la prefectura de la policía de Florencia para obtener elementos para la investigación.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR