El pedido desesperado de un ex mundialista con la selección inglesa que quedó libre: “Déjenme probar que estoy en forma”

El futbolista de 29 años, que supo ser un hombre clave en el Arsenal, acabó su contrato con el Bournemouth a principios de julio y no fue tenido en cuenta por ningún club durante el período de transferencias

Wilshere quedó libre después de no extender su contrato con el Bournemouth (Reuters)
Wilshere quedó libre después de no extender su contrato con el Bournemouth (Reuters)

El período de transferencias llegó a su fin y dejó grandes traspasos como el de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, así como también otros de último momento como el Javier Pastore al Elche o Radamel Falcao al Rayo Vallecano. Sin embargo, en un mercado bastante intenso, hubo un jugador que no pudo fichar por un club y que aún desea poder hacerlo.

Al igual que Sergio Ramos o el capitán argentino, el británico Jack Wilshere también quedó libre el 1 de julio al finalizar su contrato y no extender su vínculo con el Bournemouth de la segunda división inglesa.

“¿Cómo le explico a mi hijo que no me quiere ningún equipo?”, se lamentaba el ex internacional con la selección de Inglaterra, en medio de la ventana de negociaciones del verano europeo.

Un mes después de esas declaraciones, sus palabras tomaron un tono más desesperado: “Denme una oportunidad. Déjenme probarles que aun estoy en forma”, comentó en diálogo con el podcast Under The Surface.

Wilshere fue un futbolista de peso en mediocmapo del Arsenal de Arsene Wenger (Reuters)
Wilshere fue un futbolista de peso en mediocmapo del Arsenal de Arsene Wenger (Reuters)

El futbolista de 29 años, que además de jugar 34 partidos con Inglaterra supo ser un futbolista de peso en el Arsenal de Arsene Wenger, sigue sin encontrar un equipo que quiera sus servicios y aseguró que los clubes tienen “una opinión preconcebida de mí, y es la respuesta que recibí de algunos: ‘Es un gran jugador, pero se va a lesionar’”.

La realidad es que durante su paso por los Gunners (2010-2016), el mediocampista sufrió una serie de contratiempos que mermaron su desempeño futbolístico, pero ahora afirmó que, “no he tenido ninguna lesión desde antes del encierro y la última no fue grave. Seguí entrenando todos los días. Cuando estaba en el Bournemouth estuve disponible para jugar todos los partidos, así que siento que es una respuesta bastante vaga, porque puedo jugar”.

Por el momento, y hasta no encontrar un equipo que lo pueda integrar a su plantel, Wilshere está entrenando con el Como 1907, un club de la segunda división italiana que, si bien le permitió formar parte de las sesiones de entrenamiento, no puede inscribirlo al ser un jugador extracomunitario.

Wilshere está entrenando con un equipo de la segunda división italiana (Reuters)
Wilshere está entrenando con un equipo de la segunda división italiana (Reuters)

“Es frustrante y te rompe el espíritu. Sobre todo cuando sabes que estás entrenando todos los días, pero no hay mucho que puedas hacer al respecto. Tienes que seguir corriendo y entrenando, pero es difícil y pesado. Sobre todo cuando te dan ese tipo de respuestas. Al final te preguntas a ti mismo si debes esforzarte todos los días. No obstante, sigo esperando a que me llegue esa oportunidad”, reflexionó.

Además de agradecerle al club italiano por abrirle las puertas, el jugador reconoce que es muy triste su situación, sobre todo por su familia: “Tengo un hijo de 10 años que está loco por el fútbol, le encanta, y ve las noticias en Sky Sports News. Entiende el fútbol, pero es muy complicado contárselo. Es difícil explicarle qué está pasando. Siempre me pregunta si ya tengo club o si alguien me quiere, y le respondo... que no. Creo que eso es todo lo que puedo decirle. Tengo que ser honesto con él”.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR