Gareth Bale no será tenido en cuenta por Zinedine Zidane (Reuters)
Gareth Bale no será tenido en cuenta por Zinedine Zidane (Reuters)

Una de las misiones de Zinedinde Zidane cuando regresó al Real Madrid era recuperar a Gareth Bale, uno de los futbolistas que él más supo explotar, a tal punto que fue clave con dos goles en la final de la Champions League 2018. Sin embargo, el delantero no pudo levantar su nivel y rápidamente se acomodó en el banco de los suplentes.

El galés terminó la campaña con apenas 14 goles en 42 partidos y hasta fue silbado por el público del Santiago Bernabéu, por ese motivo pasó a integrar la "lista negra" del entrenador.

Bale llegó en 2013 a cambio de más de 100 millones de dólares y se convirtió en el futbolista más caro de la historia, superando a Cristiano Ronaldo. Seis años después, nadie parece interesarse por él.

El principal motivo es que el Real Madrid pretende recuperar el dinero invertido en aquel entonces y además el futbolista no quiere irse a préstamo. "Las cesiones no están en el menú. Hay más posibilidades de que yo gane en Ascot (carrera de caballos) a esta opción. No se va a producir", reveló su agente, Jonathan Barnett, en diálogo con Sky Sports hace algunas semanas.

Bale no quiere reducir su salario ni ser cedido a préstamo (Reuters)
Bale no quiere reducir su salario ni ser cedido a préstamo (Reuters)

De esa manera, el marco de opciones se achicó a un puñado de clubes, preparados para afrontar semejante desembolso. Aún así, nadie se anima a comprarlo.

El Manchester United parecía ser la opción más viable, ya que el futbolista ya conoce la Premier League (jugó en el Southampton y en el Tottenham) y porque un buen rendimiento allí podría volverlo en colocar en la cúspide del fútbol mundial. Sin embargo, mientras Paul Pogba, jugador mejor pagado del plantel, no se marche, la dirigencia no planea contratar a otra estrella.

Bale pretende además mantener su estilo de vida y, según señalan los medios europeos, no piensa bajarse el salario. Por ese motivo, el Tottenham tampoco podría sumarlo a su plantel.

Otro de los destinos que se barajó en las últimas semanas es el de Bayern Múnich. Pero el sitio español Marca reveló que la prioridad del club es Leroy Sané, del Manchester City. De esta manera, se abrió una ventana a Francia, más específicamente al PSG, pero esto sólo sería viable con la marcha de Neymar, cuyo futuro también es una incógnita.

Por estos motivos, todo parece indicar que Bale (quien gana 17 millones de euros netos al año) seguirá en el Real Madrid, aunque Zidane no lo tenga en cuenta e incluyo ya haya contratado a otra estrella, como Eden Hazard.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: