La jugada del Valladolid que demuestra por qué es imperioso que los futbolistas sepan la ley del offside

Todos los aficionados del fútbol sueñan con que su equipo pelee por ser campeón, conquiste títulos, levante trofeos y gaste el césped de tantas vueltas olímpicas, sin embargo es evidente que esto es casi imposible y muchas veces los equipos terminan luchando por mantener la categoría. Los seguidores sufren mucho más cuando esto sucede, ya que evitar la humillación genera más nervios y desesperación que alcanzar la gloria.

Bajo esta presión también deben jugar los futbolistas, quienes suelen pagar caro cada error en etapas de definición como la que está atravesando, por ejemplo, el Real Valladolid.

El elenco español suma 31 puntos en 32 partidos y está escapando de la zona roja solamente por un punto, pero con un partido más que el Villarreal, que debe visitar este domingo al Girona.

Hoy temprano, el cuadro conducido por Sergio González Soriano recibió al Getafe, que vive un gran presente y su objetivo es clasificar a la próxima Champions League. El cotejo inició con la visita en ventaja gracias al gol de Arambarri de media distancia, pero el local pudo revertir el marcador y se puso 2-1 arriba con la ventaja de jugar 11 contra 10 por la expulsión del uruguayo Mathías Olivera.

Parecía que el Valladolid se llevaba el triunfo y a los 75 minutos contó con la ocasión perfecta para liquidar las acciones. Un contragolpe perfecto comandado por Nacho desde atrás de la mitad de la cancha dejó a dos futbolistas mano a mano con el arquero rival. El jugador que condujo la acción optó por no ser egoísta y cuando quedó cara a cara con David Soria tocó hacia la izquierda para que su compañero Waldo Rubio, quien había acompañado toda la corrida, defina solo de cara gol.

El delantero, lógicamente, no falló y desató la locura en el José Zorrilla. Sin embargo, el VAR arruinó la fiesta. De manera insólita, Waldo se había puesto en posición adelantada al quedar por delante de la línea de la pelota cuando Nacho le dio la asistencia. Como si esto no fuera poco, el Getafe llegó al empate en el minuto 96, de penal, y dejó al Valladolid al borde del descenso.

Ahora, los usuarios en las redes sociales discuten si el error fue de quien definió la acción o de quien dio el pase, lo cierto es que ambos jugadores protagonizaron un error indigno de la primera división española y que desnuda por qué su equipo podría perder la categoría a final de temporada. La explicación de por qué ocurrió lo que ocurrió es compleja y tal vez se explique en la fata de concentración o en la desesperación por marcar, surgida de la necesidad de ganar que tiene el club, o simplemente en el desconocimiento de una regla clave.

 MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Ronaldinho le hizo un regalo muy especial a Diego Maradona y sus Dorados de Sinaloa

Cómo un gesto de respeto se convirtió en una provocación

Las increíbles atajadas en una misma jugada de uno de los mejores arqueros de Europa