El partido pasó desapercibido. En el San Mamés del País Vasco se llevó adelante el encuentro que protagonizaron Athletic de Bilbao y Valladolid por la jornada 17 de La Liga de las Estrellas.

En la Catedral no hubo nombres extravagantes ni astros que encandilan con sus obras. Se trató de un compromiso en donde la lucha por evitar el descenso mantenía las expectativas.

Lo llamativo ocurrió en el minuto 45, cuando el árbitro José Sánchez sancionó un penal para el equipo local. Los festejos por la pena máxima se convirtieron en sorpresa cuando los presentes observaron a Aduriz convertir el gol desde los 12 pasos.

(EFE)
(EFE)

Sin carrera, pero con mucha efectividad, el delantero engañó a Jordi Masip para poner al elenco albirrojo en ventaja y soñar con salir de la zona roja que amenaza con un destino en las categorías menores.

Sin embargo, cuando parecía que el combinado de Gaizka Garitano se iba a quedar con los tres puntos, Óscar Plano selló el 1 a 1 para silenciar al teatro del fútbol. Con la repartición de puntos el Athletic quedó en el puesto 17 con 16 unidades, pero al tener un partido más, puede ser superado por el Villarreal que el jueves 3 de enero se pondrá al día en su compromiso con el Real Madrid.

Más sobre este tema