Con un gran elogio para Valentín Barco, Battaglia destacó a los juveniles de Boca: “En una situación extraordinaria, el balance es positivo”

El entrenador de la Reserva, que tuvo que hacerse cargo de los dos últimos encuentros de la Primera, habló luego de la derrota ante San Lorenzo en la Bombonera

“Fue una situación extraordinaria. Nos tocó enfrentar estos dos partidos, algo que no esperaba nadie. Las sensaciones, en lo personal y con los chicos, fue muy buena. Tuvieron la chance de mostrarse. Un partido, en cancha de Banfield, donde mostraron que pueden hacer bien las cosas. Hoy, ante un equipo muy duro, tuvieron la pelota, la manejaron, se animaron. El balance es positivo por todos los chicos”, valoró Sebastián Battaglia desde el campo de juego de la Bombonera, tras la derrota de Boca por 2-0 ante San Lorenzo.

El entrenador de la reserva, que tuvo que afrontar los dos duelos por La Liga Profesional con juveniles, más Edwin Cardona y Frank Fabra, analizó el encuentro de los colombianos ante el Ciclón. “Tuvieron un tiempo donde no contaron con actividad y la tienen que agarrar. Son dos jugadores de mucha experiencia y podían aportar es con los chicos. Son de Primera División y yo jugadores de reserva”, explicó.

El ex mediocampista de Boca, y más ganador títulos en la historia del club, retomó sobre la imagen que dejaron los jóvenes xeneize, que entusiasmaron a todos los hinchas. “Es lógico y tienen que tener su crecimiento. Hoy se encontraron con esta situación, no es fácil. Si bien se conocen, juegan juntos, no es fácil jugar con equipos como Banfield de visitante, San Lorenzo hoy acá, con jugadores de Selección (como los hermanos Romero)”.

Para terminar, habló de un futbolista en particular, Valentín Barco: “Tiene un futuro enorme y debe seguir creciendo. Es chico y tenemos que cuidarlo”.

El aislamiento al que debieron someterse los jugadores de Boca que viajaron a Brasil para jugar ante Atlético Mineiro y que justamente terminó esta noche, obligó a que el entrenador de la reserva, Sebastián Battaglia, reemplazante del aislado Miguel Russo, debiera recurrir a muchos chicos de la cuarta división para integrar totalmente el equipo que igualó 0-0 con Banfield. Y para esta noche ante los de Boedo a ese equipo se les insertó a los experimentados Edwin Cardona y Frank Fabra, aunque los colombianos, que nunca realizaron ni un entrenamiento ni conocían a sus nuevos compañeros, recién hayan terminado en las últimas horas sus períodos de aislamiento tras regresar a la Argentina desde su país.

De las dos variantes la más sensible fue la de Fabra, ya que reemplazó al chico Valentín Barco, que había sido figura en la cancha de Banfield. Y esa variante le terminó costando cara a Battaglia, ya que de un error de Fabra en la marca, por lejos una gran debilidad suya a la hora de descubrirse las espaldas, llegó el primer tanto del Ciclón sobre la media hora del primer tiempo y nada menos que a través de un cabezazo de un ex xeneize como Gino Peruzzi, tras una gran acción individual de Ángel Romero, que hoy volvió al equipo junto a su hermano Óscar.

Apenas comenzada la segunda etapa la inexperiencia del arquero local Agustín Lastra (20 años contra 41 de su colega rival, Sebastián Torrico), que en vez de acompañar a Julián Palacios que estaba desarrollando una acción desde adentro hacia fuera del área, le terminó cometiendo un penal que Ortigoza convirtió con su habitual eficacia para redondear una noche muy especial en su nueva etapa en el club. Ese gol apagó el ímpetu y el entusiasmo de los chicos locales, que apenas superados los 20 minutos volvieron a ser todos juveniles con la salida de Cardona, de intrascendente tarea, reemplazado por Juan Cabaña, que no estuvo en Banfield por lesión.

SEGUIR LEYENDO: