Tokio 2020: La batalla por el oro en basquetbol entre Estados Unidos y Francia

El Dream Team se medirá ante el único equipo que lo pudo derrotar en la presente Justa Olímpica y buscará revancha. Por otro lado, Francia buscará concretar una hazaña histórica

Estados Unidos buscará cobrar revancha de la derrota que le propinó Francia al inicio del torneo, mientras que los europeos tratarán de repetir y destronarlos (Foto: Brian Snyder/Reuters)
Estados Unidos buscará cobrar revancha de la derrota que le propinó Francia al inicio del torneo, mientras que los europeos tratarán de repetir y destronarlos (Foto: Brian Snyder/Reuters)

La batalla por la medalla de oro en el básquetbol varonil está por llegar. Por un lado el campeón y “rival a vencer”, Estados Unidos, por otro, una generación francesa que puede presumir que ya derrotó a esta selección en la ronda eliminatoria. Las probabilidades siguen poniendo como favoritos a los norteamericanos, sin embargo, si hay alguien que puede frenarlos, son los galos.

En el enfrentamiento será el segundo que disputen ambas escuadras en estos Juegos Olímpicos. El primero de ellos fue el juego inaugural para ambos y Francia se lo llevó por 83-76, dejando así la mano sobre la mesa como un rival que contendería por medalla.

El segundo y definitorio juego será por la medalla de oro y plata: se medirán en el Saitama Super Arena el 6 de agosto a las 21: 30 hora de México. Estados Unidos por su parte viene de eliminar a una sorpresiva Australia (97-78) que se deshizo de Argentina, equipo que desde su titulo en Atenas 2004 es contendiente. En el caso de los galos, se encargaron de vencer de forma dramática a la Eslovenia comandada por la joven estrella, Luka Doncic.

Estados Unidos llega como favorito al ser el campeón defensor desde Pekín 2008 (Foto: Brian Snyder/Reuters)
Estados Unidos llega como favorito al ser el campeón defensor desde Pekín 2008 (Foto: Brian Snyder/Reuters)

El conjunto estadounidense no cuenta con los mejores jugadores disponibles, eso es una realidad. Ausencias como la de LeBron James, Steph Curry, Anthony Davis o James Harden evidentemente hace pensar que no es el mejor equipo disponible, aunque, el gran roster que llegó a Tokio 2020 sigue siendo el más dominante del torneo, así que eso no puede ser una justificación para no repetir la medalla de oro por cuarta edición consecutiva.

Conforme el tiempo avanza el baloncesto se populariza, por ello las competencias cada vez son más cerradas. Ese dominio indiscutido del Dream Team de Barcelona 92 o de la selección de Atlanta 96 es algo que no llega ya con tanta facilidad; basta con ver los partidos de preparación de Estados Unidos para estos Juegos Olímpicos: dos derrotas, una con Nigeria y otra con Australia.

Francia, desde su primer golpe de autoridad después de vencer a los favoritos y quedarse con el liderato del grupo A, ha tenido un asenso que genera expectativas positivas para los europeos. Hasta el momento van invictos en el torneo, vencieron a EE.UU, Republica Checa e Irán en fase de grupos; en cuartos de final se midieron con Italia y se sobrepusieron, ya para semifinales triunfaron ante una sorpresiva Eslovenia.

De la mano de estrellas de la NBA, el conjunto blue ha mostrado ser convincente y contundente: Rudy Gobert, (jugador defensivo del año), Nicolas Batum de los Clippers de Los Ángeles y Evan Fournier de los Knicks de Nueva York, han demostrado ser esos pilares que puedan darle a Francia su primer medalla dorada olímpica en básquetbol.

Los franceses pueden hacer historia y consagrarse en caso de arrebatarle el oro al aclamado Dream Team (Foto: Brian Snyder/Reuters)
Los franceses pueden hacer historia y consagrarse en caso de arrebatarle el oro al aclamado Dream Team (Foto: Brian Snyder/Reuters)

Para que la actuación de Francia se pueda consumar como una hazaña completa debe enfrentar el escenario más complicado: vencer a la escuadra históricamente más dominante de la disciplina. Capacidades las tienen, pero también, a los mejores rivales del planeta.

En contraste, Estados Unidos no se puede dar el lujo de perder la presea dorada, cualquier cosa que no sea eso, contra quien sea, será considerado un fracaso para los norteamericanos. De la mano de Kevin Durant, Bam Adebayo, Jayson Tatum, la tarea de llevar esa medalla a casa no parece algo “complicado”, pero tampoco será sencillo. Pese no llegar invictos y perder por primera vez desde Atenas 2004, después mostraron solidez y vencieron tanto a Irán (120-66) como a Republica Checa (119-84) en las preliminares. En cuartos de final se tuvieron que enfrentar quizá a la segunda selección favorita, España pero lograron avanzar (95-81); ya en semifinales se deshicieron de Australia (97-78).

Ambos tienen una cita con la historia, unos para continuar con un legado, y otros para comenzar con el suyo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR