Qué países han sido multados por gritos discriminatorios en los estadios de futbol

Chile, Ecuador, Uruguay, Hungría y Serbia son los países que han tenido que pagar fuertes sumas de dinero por gritos discriminatorios durante los encuentros

Selección de México, podría recibir multas más severas por el grito homofóbico (Foto:FELIPE / EFE)
Selección de México, podría recibir multas más severas por el grito homofóbico (Foto:FELIPE / EFE)

El futbol mexicano lleva 17 años en busca de frenar un grito que a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) le ha costado multas económicas y deportivas por parte de la FIFA, pero que ahora amenaza con perder la sede de la Copa del Mundo en 2026 y la participación en Catar 2022. Sin embrago, México no ha sido el único país en enfrentar sanciones de la FIFA por este mismo problema.

La Selección chilena, fue multada en las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo (Rusia 2018 ), con la cantidad de 35 mil francos suizos debido a que su afición hizo cánticos homofóbicos en un duelo ante Bolivia. Dicha situación no fue del agrado de la afición y terminó por incomodar al máximo organismo del futbol por la sanción.

Otro de los países latinoamericanos que pasaron por la misma situación fue Uruguay, luego de que la afición charrúa hizo cantos con el afán de insultar a Argentina. Se hicieron acreedores a una multa en 2018 de 25 mil francos suizos.

Ecuador se sumó a la lista. En un duelo contra Perú, el 5 de septiembre de 2017, en el estadio Olímpico Atahualpa, la afición comenzó a entonar cánticos homofóbicos que bastaron para que fueran multados con 20 mil francos suizos.

La Selección de Uruguay fue multada por comportamientos discriminatorios de la afición (Foto: Mauricio Dueñas EFE/Castañeda/Archivo)
La Selección de Uruguay fue multada por comportamientos discriminatorios de la afición (Foto: Mauricio Dueñas EFE/Castañeda/Archivo)

La sanciones también han llegado hasta el Viejo Continente, pues los conjuntos de Hungría y Serbia, se han hecho acreedores a multas económicas.

La afición húngara lanzó gritos homofóbicos durante un juego en Budapest ante Portugal, lo que significó una multa de 20 mil francos suizos. Por su parte, la afición de Serbia es una de las que siempre causa controversias debido a las actitudes de su afición. Las eliminatorias hacia Rusia, no fueron la excepción y en un partido contra Costa Rica, fueron multados con 20 mil francos suizos por pancartas discriminatorias.

Cabe recordar que el origen del grito homofóbico en México, se remonta al año 2004, durante aquella final del Preolímpico de Concacaf, celebrado en Guadalajara, donde el equipo nacional mexicano se impuso 4 a 0 ante Estados Unidos. Además de la goleada, la fecha será recordada como el día que se originó el grito que tiene en serios problemas a la Federación Mexicana de Futbol.

Ante el júbilo de la goleada impartida por parte del combinado nacional mexicano, el grito comenzó a hacerse sentir durante todo el encuentro, motivo por el que fue adoptado por equipos tapatíos y que posteriormente fue replicado con los diferentes equipos y estadios del futbol mexicano.

La Selección de Serbia, fue multada con 20 mil francos suizos por pancartas discriminatorias. (Foto: Orlando Barría/ EFE)
La Selección de Serbia, fue multada con 20 mil francos suizos por pancartas discriminatorias. (Foto: Orlando Barría/ EFE)

Luego de 10 años en los que el grito sonaba en algunos encuentros del futbol mexicano y en los partidos de la Selección, fue en el Mundial de Brasil 2014 cuando la FIFA determinó actuar. Después de que se reportó el suceso, se abrió un procedimiento de investigación tras el encuentro entre México y Brasil, donde se utilizó el controversial grito.

Después de que la Comisión dictaminadora de FIFA catalogara al grito como homofóbico y antideportivo, de acuerdo al artículo 67 Disciplinario de la Federación Internacional, el equipo nacional mexicano recibió una multa de $395,000 pesos. Después, el grito se presentó nuevamente en el duelo ante su similar de El Salvador en la cancha del Estadio Azteca.

No obstante, en 2020, el estadio Jalisco fue vetado con un partido, después de que el árbitro aplicó los cuatro pasos del protocolo cuando aparece el grito discriminatorio. La afición de los Rojinegros no acató las advertencias, en el duelo entre Atlas y Puebla, motivo por el que el inmueble de los Zorros se convirtió en el primer estadio que cerró en un partido por dicho motivo.

SEGUIR LEYENDO: