Un ex compañero de Messi reveló el sufrimiento que soportó en el Barcelona: “No podía tragarme los alimentos antes de los partidos”

El neerlandés Ibrahim Afellay se retiró del fútbol a principios de este año. En 2011 había sido fichado por el conjunto español como refuerzo para Pep Guardiola

Afellay tuvo la oportunidad de compartir plantel con Lionel Messi  (Reuters)
Afellay tuvo la oportunidad de compartir plantel con Lionel Messi (Reuters)

Muchas veces los aficionados y la prensa pasar por alto al momento del análisis la presión que es ejercida sobre los deportistas, de quienes se espera siempre lo mejor sin importar las circunstancias. En este sentido, hay atletas que suelen sobrellevar mejor esta clase de exigencia, pero también hay quienes la sufren más. Este es el caso de Ibrahim Afellay.

El ex futbolista neerlandés surgido del PSV Eindhoven se había destacado durante varias temporadas en su equipo por su desequilibrio en el terreno de juego y para finales de 2010 su nivel llamó la atención nada menos que del Barcelona. El elenco catalán, que era dirigido en ese entonces por Pep Guardiola, pagó 3 millones de euros por su fichaje y en diciembre de ese año firmó un contrato por cuatro temporadas y media con la esperanza de brillar con la camiseta azulgrana.

Esa campaña, el Barcelona ganó La Liga y la Champions League, la segunda bajo el mandato de Pep. Pero lejos de disfrutar esos meses, para Afellay fueron un padecimiento: “Tuve bastantes problemas con las comidas, no podía tragarme los alimentos antes de los partidos. Fue muy difícil, pero me obligué a comer”, contó esta semana en NOS Studio Europa, donde se desempeña como analista de fútbol.

Los nervios y la presión para el joven que por entonces tenía 24 años fueron demasiado: “Realmente fue muy duro para mí”. El neerlandés tuvo bastante participación en esa mitad de campaña, pero en la siguiente apenas tuvo lugar en el equipo y jugó solo cinco partidos, por lo que en 2012 fue cedido a préstamo al Schalke 04.

Afelay fue cedido a préstamo en 2012 y en 2014 se marchó del Barcelona (AFLO)
Afelay fue cedido a préstamo en 2012 y en 2014 se marchó del Barcelona (AFLO)

Durante su estancia en el Barcelona compartió plantel con Lionel Messi, quien ya era una estrella consagrada del equipo y del fútbol mundial, pero que también lidiaba constantemente con las exigencias que tenía encima: “Por supuesto que pude experimentarlo de cerca. Con Messi la presión era tan grande que a menudo, justo antes de salir, vomitaba en el baño. Y a veces lo veías en el juego, justo antes del inicio”.

En ese entonces, estos episodios estaban en el foco de los principales portales del mundo ya demás eran una preocupación para el Barcelona, incluso, Gerardo Martino, quien estaba al frente del conjunto catalán, había manifestado su alarma: “No es algo normal, y él ya ha visto a varios especialistas. Así y todo, no le afecta a su trabajo”. Antes del inicio del Mundial 2014, Jorge Messi, padre de Lionel, había explicado que las arcadas de su hijo ya eran cosa del pasado: “Hace años está controlado el tema de los vómitos. Es un poco stress y otro poco, orgánico”.

Lo cierto es que La Pulga pudo superar aquel inconveniente, pero éste sigue presente en la mente de Afellay: “Este hombre ha logrado todo lo que puedes lograr en la vida. Nunca volverá a haber un jugador como él, creo. Si una persona así, que no tiene nada que demostrarle a nadie, todavía experimenta esa presión... Eso quiere decir algo, creo“, sentenció el ex futbolista que se retiró en febrero de este año.

El neerlandés cerró su carrera en el PSV Eindhoven, después de un largo paso por el Stoke City de Inglaterra, en el que estuvo tres temporadas, luego de haber jugado un año en Grecia con el Olympiacos. El ex mediocampista nunca pudo recuperar el nivel que tuvo en los comienzos de su etapa profesional y que lo había depositado en el mejor equipo del planeta.

SEGUIR LEYENDO: