Un asistente causó un insólito accidente en el Giro de Italia: un ciclista sufrió una fractura de clavícula

El español Mikel Landa no pudo continuar la prueba tras caer sobre el asfalto en la quinta etapa, cuando le quedaban menos de 5 kilómetros para llegar a la meta

La caída de Mikel Landa en el Gran Giro de Italia

El velocista australiano Caleb Ewan (Lotto) se impuso este miércoles en la quinta etapa del Giro de Italia, en una jornada en la que el español Mikel Landa, uno de los aspirantes al podio final, sufrió una dura caída y fue llevado de urgencia al hospital. El italiano Alessandro de Marchi (Israel SN) conservó la ‘maglia’ rosa de líder de la general tras los 177 km de recorrido que separan Módena de Cattolica, una estación balnearia de la costa adriática, muy cerca de San Marino.

Landa abandonó la prueba este miércoles después de sufrir una caída en los últimos kilómetros de la 5ª etapa. El español tuvo que ser llevado en una ambulancia en dirección a un hospital para someterse a pruebas médicas después caerse a solo 4,5 km de la línea de llegada.

“Desconocemos si nuestro jefe de equipo se ha roto la clavícula o la muñeca”, declaró el director deportivo de la formación Bahrain, Franco Pellizotti, a la televisión pública italiana (RAI).

El accidente ocurrió cuando el estadounidense Joe Dombrowski, ganador de la etapa en Sestola, chocó accidentalmente a un asistente que se ubicaba en el trazado para señalar una bifurcación de la carretera. Ese golpe, provocó que tirase a Landa y a otro competidor más. Sin embargo, el español fue el único que no pudo continuar debido al dolor.

Mikel Landa sufrió una fractura de clavícula (EFE)
Mikel Landa sufrió una fractura de clavícula (EFE)

El corredor vasco, de 31 años, afrontaba la presente edición del Giro con muchas ambiciones al frente de un equipo que cuenta también con el español Pello Bilbao y el italiano Damiano Caruso. El martes, en la primera llegada selectiva, Landa dinamitó el grupo de favoritos en la última subida hacia Sestola.

“Venía a ganar el Giro y estaba en un gran momento de forma”, lamentó Pellizotti sobre Landa, que ya acabó una vez en el podio del Giro (fue tercero en 2015) y que cuenta con tres triunfos parciales en la carrera rosa.

El perfil de la etapa era idóneo para los velocistas y éstos no dejaron escapar la oportunidad. En el sprint final, Ewan remontó al campeón de Europa, el italiano Giacomo Nizzolo, que sigue sin ganar en el Giro y suma 11 segundos puestos. Otro italiano, Elia Viviani, acabó tercero y el eslovaco Peter Sagan, cuarto.

Ewan, de 26 años y de apenas 1,67 m de altura, logra así su cuarta victoria parcial en un Giro, que se suman a sus triunfos en las otras grandes, Tour de Francia y Vuelta a España. “Es un alivio porque mi objetivo este año es ganar al menos una etapa en las tres grandes vueltas”, se felicitó al terminar la etapa.

SEGUIR LEYENDO: