Escandalosa batalla campal entre futbolistas de Bahía y Ceará en una final de copa en Brasil

Bahía se impuso en los penales y logró por cuarta vez en su historia la Copa do Nordeste. Sin embargo, en los festejos se desató una feroz pelea entre jugadores de ambos planteles

Escandalosa batalla campal entre jugadores en Brasil

No está claro qué fue lo que desató la batalla, pero los ánimos entre los futbolistas de Bahía y Ceará no eran los mejores desde antes de esta definición en la Copa do Nordeste. El punto cúlmine del desacuerdo llegó después de los penales en la final. Una decena de jugadores terminaron implicados en una vergonzosa pelea en distintos sectores de la cancha, que obligó a la Policía a intervenir.

Bahía y Ceará se encontraron en el Estadio Castelao de Fortaleza, donde el Ceará hizo de local. Las cosas no habían terminado del mejor modo en la final de ida que se desarrolló el sábado pasado en el Estadio de Pitucau, que tuvo al Bahía como local. La victoria 1-0 del visitante tuvo, como condimentos, una expulsión por lado y el gol en el segundo minuto de adición de Jael.

Ceará llegó al choque definitivo con ventaja en el marcador, la localía a su favor y un dato clave: le había ganado la final de este mismo torneo al Bahía en agosto del 2020 con un contundente 4-1.

Las cosas comenzaron a moverse recién a los 10 minutos del complemento, cuando Rodriguinho marcó de penal y puso al Bahía adelante en el marcador. Siete minutos más tarde, Gilberto le estaba dando el título con otro tanto que significaba el 2-0. Sin embargo, Jael anotó el descuento para Ceará a seis del final y forzó que la corona se dirima desde el punto de penal.

Jorginho y Marlon Adriano fallaron en el combinado local, mientras que el tanto que decretó el título de Bahía lo anotó el defensor argentino Germán Conti. Todo era algarabía para el equipo que durante la última semana empató un agobiante duelo 2-2 ante Independiente de Avellaneda por la Copa Sudamericana. No sólo por el título, sino porque acumulaba ocho partidos sin vencer al combinado negro, con cinco derrotas en fila.

De repente, mientras se preparaba el escenario para la premiación, se desató una batalla campal entre los propios futbolistas que obligó al ingreso de la Policía y guardias de seguridad privada al campo de juego para controlar la situación.

Según consignó ESPN Brasil, las cosas se habían tensado en el duelo de ida cuando “se produjeron provocaciones entre los dos equipos”. Medio que también aclaró que el combinado cearense se marchó sin recibir las medallas por el segundo puesto y ni siquiera estuvieron en el escenario aquellos futbolistas que iban a recibir alguna condecoración individual por su actuación en el certamen. “El año pasado lo hicieron todo allí (en Pituaçu, después de ser campeones) y este año lo celebramos a nuestra manera y eso pasó. El fútbol no es eso, la gente tiene que aceptar la derrota”, declaró el goleador Gilberto, según compartió el diario Correio.

Los involucrados principales en el escándalo fueron Messias, el colombiano Stiven Mendoza y Vinicius Lima por el lado del Ceará, mientras que Nino Paraíba y Lucas Aráujo fueron los que estuvieron al frente de la gresca en Bahía, según aseguró el medio A Tarde de UOL. Además, puntualizaron que Jael (del local) y Douglas Friedrich intercambiaron golpes de puño y patadas. También hubo deportistas que tomaron sillas para atacar a sus colegas.

Las sanciones a los protagonistas de este escándalo deberán ser aplicadas en la edición 2022 de este torneo regional que reúne a los clubes del Nordeste de Brasil y tiene al Bahía como máximo ganador con cuatro coronaciones al igual que Vitoria, seguidos por Sport Recife (3) y Ceará (2), quien logró sus dos títulos tras vencer en las finales del 2020 y 2015 al propio Bahía.

SEGUIR LEYENDO: